Estimulan sentidos de niños invidentes

Por medio del tacto los menores perciben la forma de las mascotas

Luz del Carmen Sosa/
El Diario de Juárez
sábado, 06 abril 2019 | 06:00

Su nacimiento a las veintinueve semanas de gestación y los 900 gramos que pesó, incidieron en la afección ocular que le causó una ceguera permanente, sin embargo, a sus 8 años Karla Nicole Ortiz Constantino ha sobrellevado los problemas de salud que la aquejan y se ha convertido en una alumna destacada en la primaria Roberto Álvarez Romo.

Nicole y su hermano Albert Christopher, de 5 años, ayer disfrutaron de su día de asueto, por ser viernes de Consejo Técnico Escolar y acudieron al Centro de Estudios para Invidentes Asociación Civil (CEIAC), para participar en la actividad sensorial “Descubriendo a los Animales”.

Además de Nicole y Albert, otros 50 niños con poca o nula visión conocieron a mascotas como “Beauty”, la gallina, “Simón” el hurón, “Blanca”, la coneja o “Cui” el cujo, las cuales fueron aportadas por madres de familia y docentes solidarios, explicó Otilia Hefter, directora del centro.

“Los niños conocieron a diferentes mascotas a través del tacto, del olfato, para que ellos tengan la oportunidad de darse cuenta de la textura de la piel, del pelaje o plumas, de las formas de sus cuerpos y se les explica las características de cada animal –como la tortuga ‘Toloncha’— sus costumbres, su hábitat y otros aspectos”, agregó.

También se contó con mascotas como perros, una iguana, una serpiente pitón bebé, entre otras aportaciones que hicieron los padres.


Invitan a apoyar a menores invidentes

“Los niños, por medio de la pintura y actividades manuales expresan lo que les gustó del animalito. Este programa se hizo gracias al apoyo de Lety Anzures que está capacitando al personal de CEIAC en el taller Montessori que ha sido muy valioso en el área de matemáticas y sensorial gracias al apoyo de la Fundación del Empresariado Chihuahuense, de la Fundación Paso del Norte, las mamás del Colegio Ana Freud y Fundación Zaragoza”, destacó.        

La pequeña Nicole dijo sentirse encantada con la coneja Blanca y junto con su hermano decidieron simular la suave piel del conejo con bolitas de algodón que pegaron en la figura plasmada en papel.

“Mi hija asiste a CEIAC desde que tenía 3 años, aquí aprendió Braille y por la tarde asiste a la primaria donde cursa el tercer grado en el turno vespertino”, dijo  Claudia Gabriela Constantino, madre de Nicole y Albert.

“Hace cinco años mi hija era una niña que no podía estar sentada, ahora ella se sienta, practica matemáticas, trabaja en diversas actividades, aprendió el braille y le encanta jugar ajedrez. Tiene una relación muy especial con su hermano quien ha comprendido muy bien la discapacidad de su hermana mayor y la apoya, siempre está atento de que no le falte nada, siempre está presente y ambos se protegen mucho”, agrega.

Para que niñas y niños con discapacidad visual puedan adquirir herramientas que les permitan la autosuficiencia, el CEIAC necesita de aliados que apoyen con donativos en efectivo, especie o trabajo voluntario. Si usted quiere hacer alguna aportación puede asistir al Centro, ubicado en la calle Los Olivos 4200 esquina con avenida Teófilo Borunda.