PUBLICIDAD

Juárez

Está escuela ‘llena de carencias’

Edificada sobre una zona de riesgo, profesores han tenido que dividir las aulas para seguir atendiendo a 52 alumnos con diversas discapacidades

Alejandra Gómez / El Diario de Juárez

miércoles, 08 junio 2022 | 06:00

Omar Morales / El Diario de Juárez | Los estantes fungen como paredes en el salón Omar Morales / El Diario de Juárez | Las afectaciones son notorias a simple vista Omar Morales / El Diario de Juárez | Cinta amarilla que delimita un área de peligro en el plantel Omar Morales / El Diario de Juárez | El sistema eléctrico sin alguna tapa para evitar percances

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— En 1995 las instalaciones del Centro de Atención Múltiple (CAM) número 25, en el Infonavit Fidel Velazquez, recibieron por primera vez un dictamen de Protección Civil en el que se declaró que al menos ocho aulas se encuentran edificadas sobre zona de riesgo, por lo que desde entonces están en desuso y, ante la falta de salones, actualmente algunos de sus estudiantes reciben clases en aulas divididas con estantes.

La escuela, donde se atiende a 52 estudiantes con diversas discapacidades, este año volvió a recibir un dictamen en el que se señala que la mitad del plantel está edificado sobre un piso que con el paso del tiempo se compactó y al hundirse provocó que las paredes se separaran, lo que las pone en riesgo de caer, explicó la directora Laura Verónica Medina. 

PUBLICIDAD

Un cordón amarillo delimita el área que pone en peligro tanto al personal como a los alumnos, entre los que se encuentran jóvenes con discapacidad motriz, debilidad visual y trastorno del espectro autista, con la intención de que no ingresen a las instalaciones y únicamente empleen los salones que fueron autorizados luego de revisar sus condiciones. 

Sin embargo, las aulas habilitadas para que se impartan clases desde las 8:00 de la mañana hasta las 2:00 de la tarde también registran problemas: varios vidrios de las ventanas se han quebrado con el paso del tiempo, por lo que han sido sustituidos con pedazos de cartón, plásticos e incluso algunas tablas, con la finalidad de que se conserve la temperatura en el interior. 

“A esta escuela le falta mucho, está llena de carencias”, dijo la directora, quien explicó que durante más de dos décadas se han reportado ante las autoridades educativas las condiciones de la escuela que en sus inicios abrió sus puertas como un Centro de Capacitación y Desarrollo, pero con el paso del tiempo cambió su modalidad a CAM. 

La última vez que la escuela logró recibir un apoyo económico para invertirlo en la infraestructura de las instalaciones fue hace cuatro años, cuando los recursos se emplearon para reparar el sistema de energía eléctrica, pero ayer logró ser beneficiada por el programa federal de ‘La Escuela Es Nuestra’ que entregará al comité de padres de familia 200 mil pesos. 

“No alcanza para atender todas las necesidades, pero lo vamos a usar en el problema más inmediato: la instalación de tuberías para que el agua suba a todos los aires”, dijo la directora, quien explicó que sólo uno de los ocho salones que están en uso cuenta con buen servicio de aire acondicionado porque es el más cercano a la toma de agua, mientras en el resto no logran mitigar el calor. 

Situación que se agrava en uno de los salones de clases donde –a falta de más aulas en buenas condiciones–, fueron instalados unos estantes en medio para dividir el lugar y simular dos aulas, por lo que se espera que con la inversión en el sistema de tuberías se logre incrementar la presión de agua y mejorar la temperatura en el interior. 

Además, la cancelación de salones también ha provocado que no puedan tener reuniones en el interior porque los espacios en las aulas habilitadas no lo permiten y han tenido que recurrir al patio principal donde los estudiantes no cuentan con un domo o sombras para protegerse de los rayos del sol, explicó personal del plantel. 

“Esperemos que este apoyo sea el principio de más”, dijo la maestra Flor Limas, quien explicó que además de los problemas de infraestructura, la población estudiantil vulnerable que atiende el plantel ha tenido que enfrentar la falta de transporte público que pase por el sector, por lo que los padres de familia tuvieron que habilitar una camioneta para darles el servicio. 

En graves problemas

• Con el paso del tiempo el piso se compactó, lo que provocó que las paredes se separaran y exista el riesgo de que caigan

• Varios vidrios de las ventanas están quebrados, por lo que colocan pedazos de cartón, plásticos e incluso algunas tablas para taparlas

• Las tuberías viejas no permiten incrementar la presión de agua para el aire y mejorar la temperatura en el interior de las aulas

• Falta domo o sombras que cubran a los menores de los rayos del sol

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search