Esperan su turno aquí entre la incertidumbre

Dos indocumentados cruzan el río Bravo

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
lunes, 10 junio 2019 | 06:00
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Con menos admisiones por parte de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) y en la incertidumbre de no saber aún cómo funcionarán los acuerdos entre México y el Gobierno de Donald Trump, miles de migrantes esperan en Ciudad Juárez su turno para cruzar la frontera.

Mientras que el promedio diario de migrantes aceptados por el vecino país para solicitar el asilo político en mayo fue de 40 a 50 personas al día, en junio disminuyó a 20, pero el sábado recibieron sólo a 15 personas y ayer no aceptaron a nadie, según datos del Consejo Estatal de Protección y Atención a Migrantes (Coespo).

De acuerdo con el registro oficial, hasta el sábado sumaban 16 mil 522 migrantes registrados desde octubre, de los cuales hasta ayer se les había permitido cruzar la frontera por el puente Internacional Paso del Norte-Santa Fe, a 11 mil 228 personas.

Aunque según las estadísticas oficiales actualmente esperan en Ciudad Juárez para cruzar la frontera 5 mil 300 personas, el coordinador general de Coespo, Enrique Valenzuela, calcula que en realidad quedan unos 3 mil.

“Están esperando entre dos y tres meses en Juárez, los que se están pasando en este momento; pero los que se están registrando apenas yo creo que van a esperar más de cuatro meses, porque el número de personas que nos está pidiendo está disminuyendo”, comentó.

Yuri, una cubana de 37 años de La Habana, Cuba, espera más de 100 números para cruzar a Estados Unidos, pero ante los acuerdos con México teme que tenga que esperar más tiempo aquí.

“Pero nuestro mayor temor es que los gobiernos de México y Estados Unidos acuerden regresarnos también a los cubanos a esperar en Juárez, hemos pasado muchas cosas y lo único que queremos es llegar a Estados Unidos”, dijo la isleña.

Santiago, es otro de los miles de caribeños que esperan alcanzar su sueño americano, pero a diferencia de Yuri, él aseguró que prefiere quedarse a trabajar en Juárez que ser deportado a su país, donde ganaba entre 10 y 20 dólares al mes como cocinero. 

Ambos se mostraron tristes ayer, al ser informados que no pasaría nadie a Estados Unidos, pero aseguraron que es mayor su temor a ser retornados a Juárez, ya que hasta la semana pasada, la Sección 235 del llamado Protocolo de Protección a Migrantes (PPM), sólo aplicaba para que los centroamericanos esperaran en México su proceso de asilo político. 

(Hérika Martínez Prado)

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Migración (Inami), hasta el fin de semana habían sido retornados por esta frontera más de 4 mil 300 personas, pero hoy se espera que se den a conocer cómo funcionarán los acuerdos entre ambos países.

Según datos de la Patrulla Fronteriza, durante los primeros ocho meses del año fiscal 2019, que comenzó en octubre pasado, las detenciones de familias en el sector El Paso incrementaron un 2 mil 100 por ciento en comparación con en el mismo lapso del año fiscal 2018, al aumentar de 4 mil 733 unidades familiares arrestadas a 104 mil 131.

La detención de menores no acompañados también incrementó de 3 mil 141 en 2018 a 13 mil 284 en 2019.