Juárez
Indocumentados

Esperan respuesta en casa de acogida

Activistas de ambos lados de la frontera auxilian a alrededor de 60 migrantes que aguardan por una cita en la Corte estadounidense

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 16 noviembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Alrededor de 60 migrantes de diversas nacionalidades viven actualmente en la llamada Casa de Acogida Papa Francisco, apoyados por la Pastoral de Movilidad Humana de Ciudad Juárez y activistas estadounidenses, informó el sacerdote Francisco Javier Cavillo.

El espacio se encuentra dentro de la Casa de Ejercicios Espirituales de la Diócesis de Ciudad Juárez, ubicada a espaldas de la Casa del Migrante de Ciudad Juárez, donde se busca apoyar a los migrantes que ya vivían en la ciudad pero que necesitan apoyo de vivienda ante la contingencia de salud.

“Es como un pequeño filtro, vimos que el migrante decía que venía llegando a la ciudad y vimos que no era cierto, que ya estaban aquí”, narró el director de la Casa del Migrante.

Dijo que algunas de las familias brasileñas que se alojaban en el albergue católico se pasaron para la nueva casa de acogida, aunque aquellas que tenían alguna situación de mayor vulnerabilidad se dejaron en la Casa del Migrante para poder darles mayor seguimiento.

“Se pasaron algunos brasileños de la Casa del Migrante, él –Rubén García– recogió gente que estaba en renta, en casas, para poder dar respuesta a la gente que está en programa de MPP –de retorno de Estados Unidos–, gente que rentaba casas y ya no podían pagar, había casos muy críticos, hasta de trata de personas y cómo hacerle para llevarlos a un lugar seguro”, destacó Calvillo.

Apoyan activistas a familias migrantes

El proyecto se lleva a cabo en coordinación con el activista paseño Rubén García, a través de una red de apoyo binacional a migrantes de agrupaciones que comparten el mismo ideal.

Activistas de ambos lados de la frontera están apoyando actualmente a familias migrantes con despensas donadas por la Organización Internacional para las Migraciones de Naciones Unidas (OIM-ONU), a las cuales se les busca ofrecer un espacio donde puedan permanecer, con asesoría legal y apoyo psicológico.

El sacerdote destacó que la mayoría de los migrantes que han sido retornados por el Gobierno de Donald Trump bajo el programa “Quédate en México” o “Permanecer en México”, a través de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), no tienen apoyo legal, por lo que buscan trabajar con abogados jesuitas y con la agrupación de abogados Catholic Legal Immigration Network (Clinic), así como crear otras alianzas ya que se requiere una gran cantidad de asesorías. 

hhmartinez@redaccion.diario.com.mx