Juárez

Es su voz instrumento para pagar sus estudios

Destiny Lazt busca recursos para seguir estudiando Contabilidad en El Paso

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 17 noviembre 2021 | 13:57

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez | La mujer con su guitarra

Ciudad Juárez— Con su voz y una guitarra, Destiny Lazt aprovecha el flujo de peatones y vehículos en los puentes internacionales entre Ciudad Juárez y El Paso para cantar y reunir dinero para sus estudios universitarios. 

“Yo estudio Contabilidad en El Paso y el Gobierno me ayuda, pero hay libros que no puedo comprar porque son muy caros, y como yo cuido a mis hermanitas de 11 y 6 años mientras mis papás trabajan, pues dije: ‘se me tiene que quitar la vergüenza’. Aunque mi mamá me decía que no”, narró la artista urbana de 19 años de edad.

Destiny vivió en Juárez hasta los 8 años de edad, cuando su mamá se casó con un ciudadano estadounidense y cruzaron la frontera para vivir en El Paso, en donde ella cuida a sus hermanas por las tardes, ya que su mamá trabaja de 4:00 de la tarde a 2:00 de la mañana y su papá de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, por lo que no puede tener un trabajo fijo, explicó. 

Hace tres años, ella comenzó a trabajar en la joroba del puente internacional Paso del Norte- Santa Fe, en donde tocaba el violín, lo cual concluyó debido a la pandemia por Covid-19, hasta que en abril pasado decidió volver a cruzar a Juárez para colocarse a la altura de la Cruz de Clavos, sobre la avenida Juárez, y cantar acompañada de su guitarra. 

“Recolecto fondos para continuar con mis estudios universitarios. ¡Gracias por su apoyo!”, es el mensaje que porta, con tintas azul y rosa, en una cartulina blanca que detiene de su guitarra; protegida del sol con un sombrero y del Covid-19 con un cubrebocas. 

“Me canso mucho, de estar parada a veces me duelen las piernas, me duelen las manos de la guitarra, y me canso de estar en el sol”, confesó la estudiante quien acude los sábados al cruce internacional de 2:00 a 6:00 de la tarde, o entre semana de 10:00 de la mañana a 2:00 de la tarde, para luego regresar a casa con sus hermanitas. 

“Estoy muy agradecida, ha habido gente que me ayuda, estoy muy agradecida con ellos. Me reciben muy bien. Cuando no hay mucha fila me subo a la joroba, o me pongo en el área peatonal, o me voy cerca de la (calle Rafael) Velarde”, informó. 

Destiny, quien canta desde niña, y toca la guitarra hace apenas un año, también realiza aretes, pulseras y tatuajes de henna. Para mayor información puede visitar su página de Instagram: Destiny_last_art.

close
search