PUBLICIDAD

Juárez

Camino migrante:

Es Juárez ruta de desaparición y muerte

Exposición a las condiciones climáticas representa alto peligro para quienes buscar llegar a los Estados Unidos

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 01 septiembre 2022 | 08:23

| El 22 de agosto la niña guatemalteca Margaret Sofía falleció luego de que la corriente del río Bravo la arrebató de los brazos de su madre al intentar cruzar a EU

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Ciudad Juárez es una de las principales rutas migratorias hacia Estados Unidos, pero también una de las rutas de desapariciones y muertes de migrantes, señala el estudio del Servicio Jesuita a Migrantes México (SJM-México). 

“Las rutas migratorias se trazan con la muerte de personas migrantes”, es el estudio realizado por la organización católica y presentado en marco del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, que se conmemoró el pasado 30 de agosto, en el cual destacan las muertes relacionadas con su exposición a las condiciones climáticas.

PUBLICIDAD

También señala las causas relacionadas con hechos en los que pudieron haber intervenido directamente otros seres humanos, como lesiones por fuerza contundente, herida de bala, homicidio, accidente automovilístico, desangramiento y otras lesiones en su camino hacia Estados Unidos. 

“Estas causas, de las que casi no se habla ni se tiene información, son importantes de documentar pues podrían estar relacionadas con el actuar de grupos del crimen organizado, así como con el de agentes de la Patrulla Fronteriza norteamericana”, señala el informe que insta a las autoridades correspondientes a tomar acciones inmediatas para enfrentar la problemática.  

Según datos del Missing Migrant Project (MMP por sus siglas en inglés, Proyecto para Migrantes Desaparecidos en español) de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), de enero de 2014 a mediados de agosto de 2022, se registraron al menos 6 mil 408 desapariciones o muertes de personas migrantes en las múltiples rutas de migración indocumentada que entrecruzan diversos países del continente americano, desde Estados Unidos hasta Chile.

De esos registros, aproximadamente el 77 por ciento, 4 mil 997, ocurrieron en trayectos de las rutas tradicionalmente recorridas para llegar e internarse en México y Estados Unidos. 

De esos 4 mil 997 casos, el 66 por ciento de las muertes o desapariciones, 3 mil 307, ocurrieron en puntos relativamente cerca de la frontera sur de Estados Unidos con México.

Y el otro 34 por ciento del total, mil 690, en trayectos que cruzan varios países de Centroamérica, desde la selva del Darién en Panamá hasta la frontera de Guatemala con México; así como al interior de México. 

De acuerdo con estadísticas de la Patrulla Fronteriza compartidas con El Diario, durante el año fiscal 2022, que comenzó el 1 de octubre de 2021 y terminará el 30 de septiembre próximo, el Sector El Paso ya rompió record histórico en el número de personas que han perdido la vida tras cruzar la frontera, con 63 muertes hasta el pasado 24 de agosto. 

En Ciudad Juárez, este medio tiene documentadas las muertes de cuatro migrantes en su intento por llegar a Estados Unidos, la última de ellas fue la niña guatemalteca Margaret Sofía de cinco años, la cual fue arrebatada por el cauce del río Bravo de los brazos de su madre, el pasado lunes 22 de agosto, cuando intentaban cruzar la frontera.

De acuerdo con el estudio del SJM-México, la geo-referenciación de los eventos registrados por la OIM es sumamente importante pues permite ubicar los lugares más cercanos o en donde sucedieron los hechos. 

“Los registros han permitido trazar en un mapa las rutas migratorias en la región que tradicionalmente recorren las personas que viajan sin documentos; ya no a partir del trazado de las vías del tren, carreteras, autopistas o espacios de atención como suele hacerse en artículos académicos, notas periodísticas e informes gubernamentales y de la sociedad civil y organismos y organizaciones internacionales, sino a partir de las muertes y desapariciones de las personas que las recorren”, destaca. 

En el análisis, esta frontera y sus alrededores aparecen entre lugares en donde se concentran más las muertes y desapariciones. En el sur, selva del Darién es un punto conocido por los graves riesgos y peligros que presenta; en Centroamérica destaca la frontera de México con Guatemala; en México las muertes y desapariciones muestran  las tres rutas principales, especialmente la Ruta del Atlántico, que recorren las personas para llegar al centro del país, particularmente a Guanajuato, a partir de donde se difuminan un poco pero pueden seguir identificándose aquellas que siguen a la frontera norte del país; finalmente, en Estados Unidos puede notarse la mayor concentración de estos eventos en su frontera con México.

Los registros del MMP de la OIM también documentan que hay eventos en los que muere o desaparece más de una sola persona migrante. Por ejemplo, en México y Centroamérica los eventos con dos o más muertes o desapariciones ascienden a 136, y a 12 aquellos con más de 10; en el caso de Estados Unidos, dichos eventos ascienden a 118, y a 21 aquellos con más de l0 personas.

En los últimos dos años destaca, en el caso de México, la muerte de 56 personas migrantes en 2021 debido a la volcadura del tráiler en el que se transportaban más de 170 personas en el estado de Chiapas y, en el de Estados Unidos, las 53 personas migrantes que murieron asfixiadas mientras viajaban ocultas y hacinadas en un tráiler que recorría San Antonio, Texas en junio de 2022.

El Diario ha dado seguimiento también a la desaparición de 13 mexicanos que fueron privados de la libertad el 25 de septiembre de 2021 en el desierto de Chihuahua, cuando viajaban por una brecha del poblado de Coyame del Sotol a Lomas de Arena, rumbo a Estados Unidos. Y a casi un año no han sido localizados. 

 Sobre las causas de las muertes o desapariciones, los datos del MMP muestran que de aquellas ocurridas en Centroamérica y México, poco más del 38 por ciento, 649, pudieron haber estado relacionadas con situaciones de violencia; así como más del 10 por ciento, 333, de las ocurridas en Estados Unidos.

De acuerdo con datos del Servicio de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), de 1997 a 2021 se han encontrado los cuerpos o restos de 8 mil 607 migrantes en la frontera sur de Estados Unidos. Y entre 2020 y 2021 hubo un aumento del 126 por ciento.

El SJM destaca la diferencia de registros entre los datos, ya que los “MMP ascienden a 3 mil 307 desde 2014 y hasta agosto de 2022, mientras que CBP suma 2 mil 578 para prácticamente el mismo período”. 

Respecto del intervalo post mortem en el cual fueron localizadas las personas migrantes fallecidas, el 27 por ciento, mil 040 de las muertes habían tenido lugar en un lapso menor a un día y el 11 por ciento,  403 víctimas, habían perdido la vida en un tiempo menor a una semana.

“Dichos porcentajes son sumamente alarmantes, pues ello significa que, al menos, 38 por ciento de las muertes podrían haber sido evitadas en caso de contar con equipos desplegados en terreno para dichos fines, algo que la Unidad de Rescate, Trauma y Búsqueda de la Patrulla Fronteriza (BORSTAR, por sus siglas en inglés) debe de hacer pues en su página menciona que es la única unidad con capacidad para llevar a cabo tácticas de búsqueda y rescate para agencias gubernamentales locales, estatales, federales e internacionales; y que desde su inicio en 1998 ha evolucionado y mejorado sus capacidades para cumplir mejor con la misión del Departamento de Seguridad Nacional y el Servicio de Aduanas y Control Fronterizo, pero que organizaciones de búsqueda, rescate y defensa de derechos humanos dudan”, señalan SJM-México. 

Según los datos de la Patrulla Fronteriza, durante el año fiscal estadounidense 2021 fueron rescatados con vida 688 migrantes en el Sector El Paso, y en lo que va del año fiscal 2022 suman 443 personas rescatadas, 29 de ellas de canales de agua o del río Bravo/Grande.

El SJT denunció que México no cuenta con cifras oficiales sobre la muerte de personas migrantes, cuando el Instituto Nacional de Migración (INM), la Fiscalía General de la República (FGR), las Fiscalías Estatales y otras autoridades con atribuciones relacionadas con la migración deben coordinarse con la finalidad de que las desapariciones y muertes de personas migrantes en México sean debidamente registradas. 

El que las autoridades generen estas estadísticas permitiría tener una visión completa de la problemática e implementar políticas de prevención. Y la información registrada podría ayudar a las comisiones de búsqueda a identificar patrones de desaparición de personas y. posiblemente a identificación de restos, señaló.

“Es importante señalar que el objetivo 8 del Pacto Mundial para una Migración Ordenada, Segura y Regular recoge el compromiso de los Estados para ‘cooperar en el plano internacional para salvar vidas y evitar que los migrantes resulten muertos o heridos, realizando operaciones individuales o conjuntas de búsqueda y salvamento y estandarizando la recopilación y el intercambio de información pertinente, para asumir la responsabilidad colectiva de preservar la vida de todos los migrantes de conformidad con el derecho internacional’, además de enlistar una serie de acciones tendientes a cumplir con el mismo”, apuntó. 

La prevención de las desapariciones y muertes de personas migrantes, a través de todos los medios que sean necesarios, incluyendo la recopilación de información no debe entenderse sólo como una exigencia de las familias o de la sociedad civil, sino que se trata de una obligación del Estado mexicano para cumplir con las obligaciones a las que se ha comprometido en el ámbito internacional, destacó la organización religiosa. 

El Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU señaló en el informe de su visita a México que “el Estado debe asegurar que las distintas instituciones informen de los casos de personas migrantes desaparecidas que conocen y que el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas identifique claramente el fenómeno de las desapariciones de personas en situación migratoria regular o irregular y sea interoperable con los registros de personas migrantes existentes, incluso en las estaciones migratorias”, concluye el informe de SJM-México.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search