Juárez
Celebra hoy su día

Es Fuerza Aérea apoyo para Juárez

En fechas recientes operativos de Sedena han llegado para entregar insumos que ayudan en la lucha contra el Covid-19

David Cruz / El Diario de Juárez / El coronel de Infantería, Marcos Alonso Gastélum

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 10 febrero 2021 | 12:25

Hoy, la Secretaría de la Defensa Nacional celebra el Día de la Fuerza Aérea Mexicana, la cual no cuenta con una representación en Juárez, pero sí ha apoyado con sus aviones de carga al traslado a esta frontera de insumos para la Unidad Operativa de Hospitalización Covid-19/31 y el Plan DN-III-E, informó el coronel de Infantería del Diplomado del Estado Mayor, Marcos Alonso Gastélum Antuna, mayor de Órdenes de la Guarnición Militar en Ciudad Juárez.

La principal misión de la Fuerza Aérea Mexicana “es salvaguardar el espacio aéreo mexicano, y mantener su soberanía”, indicó sobre la rama que junto con el Ejército Mexicano conforman la Sedena.

Gastélum Antuna explicó que la Fuerza Aérea Mexicana fue creada el 5 de febrero de 1915 por el entonces presidente Venustiano Carranza, como presidente y como jefe del Ejército Constitucionalista, pero se festeja hoy, porque el 10 de febrero de 1944 la Fuerza Aérea Mexicana dejó de ser arma de aeronáutica militar y se convirtió en una fuerza armada.

“En Ciudad Juárez no tenemos una representación física como tal de la Fuerza Área Mexicana; sin embargo, sí se han llevado a cabo algunas operaciones, principalmente dentro de la aplicación del Plan DN-III, empleando aeronaves de ala rotativa de la Fuerza Aérea Mexicana, principalmente para el traslado de insumos, para trasladar vacunas que lleguen a tiempo y para trasladar material hospitalario que se requiere para atender la pandemia”, destacó. 

Como parte de las acciones implementadas por el Gobierno de México, para atender la contingencia generada por el SARS-CoV-2, el Ejército y la Fuerza Aérea refuerzan la aplicación del Plan DN-III-E, incrementando las capacidades de atención a la población civil afectada, trasladando equipo de protección personal, medicamentos e insumos, camas hospitalarias, equipo médico y la participación en el plan de distribución de vacunas. 

Esto ya que “dentro de la Fuerza Aérea hay una rama que se conoce como Aviación de Transporte, que son los aviones grandes de carga, que son los que emplea la Secretaría de la Defensa Nacional para trasladar grandes volúmenes de carga en todo el territorio nacional”.

“En el combate a la pandemia, desde un inicio, por órdenes de nuestro comandante supremo, el presidente de la República, se emplean todos los medios de los que dispone la Fuerza Aérea Mexicana para trasladar insumos a los diferentes hospitales que están atendiendo pacientes enfermos o sospechosos al coronavirus”, agregó el coronel.

A la Fuerza Aérea Mexicana puede ingresar cualquier persona que sea mexicano por nacimiento, sea mayor de 18 años y no tenga antecedentes penales. En las instalaciones del Noveno Regimiento de Caballería Motorizado hay un módulo permanente de información para el ingreso a planteles militares, informó Gastélum Antuna.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el general Manuel Ávila Camacho, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, señaló que existía “el compromiso moral de coadyuvar al triunfo común contra las dictaduras nazi-fascistas”.

El envío de tropas al teatro del Pacífico ratificó la posición de la nación para tomar la resolución que exigía el honor de la patria, defendiendo así los valores supremos de libertad y respeto entre las naciones.

El personal fue seleccionado entre pilotos y mecánicos de la Fuerza Aérea, del Estado Mayor, del cuerpo médico y de comunicaciones del Ejército, así como de personal civil que fue habilitado como armeros de materiales de guerra. Y la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana quedó bajo el mando del coronel piloto aviador Antonio Cárdenas Rodríguez, y el Escuadrón 201, al mando del capitán primero Radamés Gaxiola Andrade.

Dicho escuadrón condujo 96 misiones de combate apoyando a las fuerzas terrestres aliadas, participó en los bombardeos de Luzón y Formosa, hoy Taiwán. Y en total se volaron 2 mil 842 horas en el Pacífico, mil 970 de ellas en misiones de combate.     (Hérika Martínez Prado / El Diario)