Juárez

Era empresario juarense hombre que ‘se suicidó’ en Chihuahua

Gilberto M. G. saltó de un puente en la ciudad de Chihuahua la tarde del pasado viernes

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 11 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Allegados y empleados del empresario juarense Gilberto M. G. no creen que se haya suicidado en la ciudad de Chihuahua la tarde del pasado viernes.

Oficialmente la Fiscalía de Chihuahua, Zona Centro, informó que M.G., de 50 años, paró de forma inesperada su camioneta último modelo Chevrolet Cheyenne, en la parte alta del puente ubicado en el Periférico de la Juventud y avenida Homero de la colonia Universidad Etapa II, para bajarse y lanzarse al vacío.

El incidente ocurrió a las 16:00 horas y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal fueron los primeros en llegar, notificando a los investigadores de la Fiscalía que había sido un suicidio. La víctima presentó heridas en la cabeza que le causaron la muerte en el lugar.

Pero las personas que lo conocían en esta ciudad, entrevistadas ayer por El Diario, manifestaron que Gilberto “tenía una vida sobrada” y ningún motivo para suicidarse, por lo que presumen que otro tipo de incidente debió influir para que el empresario saltara del puente, como se estableció.

Según los allegados, el dueño de la empresa Servicios Máximos de Limpieza S.A. de R.L., que se localiza en la calle 8 de Mayo 3524 de esta ciudad, había salido apenas el pasado martes de vacaciones en un estado emocional óptimo.

Los conocidos afirman que estaba muy contento porque acababa de comprar una casa en esta ciudad hace algunas semanas y eso lo mantenía muy motivado.

Además el vehículo Chevrolet Cheyenne modelo 2020 en el que viajaba lo había comprado apenas hace seis meses, su negocio marchaba bien y no tenía motivo para privarse de la existencia, aseguraron.

La empresa del ahora fallecido estaba en proceso de expansión y mantenía una flotilla de limpieza de varias unidades que daban el servicio de sanitización a diversas empresas y particulares, según se conoció. 

Los allegados coincidieron en que Gilberto era afecto de cuidar mucho su salud y era una persona entusiasta y de carácter fuerte.

Los que lo conocían afirman que la autoridad debe ampliar la investigación para determinar qué ocurrió realmente que haya obligado al hombre a frenar a la mitad de un puente y supuestamente arrojarse del mismo al vacío, ya que en ningún momento mostró días antes estar deprimido, estresado o alguna señal para suponer suicidio, según dieron a conocer. (Miguel Vargas)