Era alemán y vivía en Juárez; le preocupaba racismo en EU

Alexander Hoffman es otra de las víctimas mortales

Mayra Selene González
El Diario de Juárez
sábado, 10 agosto 2019 | 13:52
Carlos Sánchez/El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— A Alexander Hoffman, ciudadano alemán residente de Juárez y víctima mortal del tiroteo en El Paso, le preocupaba el racismo creciente en Estados Unidos en contra de México, país que había adoptado como hogar desde hace 40 años y en el que viven sus tres hijos.

Así lo describió ayer su esposa, Rosa María Valdez, durante el funeral realizado ayer en esta frontera. 

Ingeniero de profesión, Alexander laboró en la industria maquiladora, se casó con una mexicana y no se describía a sí mismo como una alemán que vivía en México, sino como un mexicano; incluso ya hablaba sólo español, dijo su ahora viuda.

“Ya después de que pase todo esto, cuando tengamos la cabeza fría, es probable que toquemos esos puntos; mi hermana, por el momento, lo único que quiere es estar tranquila. Tal vez después de unos dos o tres días podremos respirar profundo y poner nuestra mente en blanco”, dijo Patricia Manzano, tía de Iván Filiberto Manzano, una de las víctimas juarenses.

Indicó que por el momento no tienen conocimiento de que las autoridades federales hayan intentado establecer comunicación con la familia para analizar si levantarán demandas o tomarán alguna otra acción legal, ya sea contra el establecimiento donde ocurrieron los hechos o contra el Gobierno de Estados Unidos.

Cruz Velázquez, hijo de Juan de Dios Velázquez, otro de los mexicanos que perdieron la vida en el mismo suceso, coincidió en que “ninguna autoridad mexicana se ha acercado a ellos con esa intención (de asesorarlos legalmente)”.

Rosa María Valdez, esposa de Alexander Hoffman, ciudadano alemán residente de Ciudad Juárez desde hace 40 años, indicó que por el momento la familia no piensa en ese tema.

“Depende de cómo se hagan valer nuestros derechos. Ahorita nos tardaron con el cuerpo como seis días… que no lo podían traer, no me saben decir dónde están sus pertenencias, no me han entregado su cartera, tenía mucho dinero ahí, traía todos sus ahorros, iba a ir a Alemania. No me han entregado las llaves de su camioneta, no me han entendido nada”, lamentó ayer poco antes de que iniciaran los servicios fúnebres de su ser querido.

Dijo que sí han sentido el apoyo del Gobierno mexicano ante esta situación, sin embargo, también esperará a que pase el momento más doloroso para analizar ese tema.

[email protected]