Entristece a vecinos crimen de menor

Algunos que conocían a Vanesa, de 13 años, aseguran que era tranquila

Mayra Selene González /
El Diario
miércoles, 17 julio 2019 | 06:00
|

Una mancha de sangre tapada con tierra en la calle, trae a los vecinos de la colonia Granjas de Chapultepec el recuerdo de Vanesa de 13 años de edad, sin vida y sobre el asfalto en posición fetal.

Aunque la muerte de quien todavía veían como una niña debido a que la conocían desde pequeña, la consideran sumamente triste pero no los sorprende.

El descuido familiar, comentan, además de la soledad y el pasar mucho tiempo en la calle trajo este final.

“Es muy triste, era una criaturita, pobrecita y no sea crea, no va a acabar ahí nada”, lamentó una vecina quien solicitó reservar su identidad por razones de seguridad.

Aseguran que tampoco la observaban que se juntara con otros muchachos o que conviviera con malvivientes, más bien, era común verla sola.

“Era tranquila, la conocía así nomás, somos vecinos desde que nacieron esos niños y los conocemos desde chiquitos, pero no sabe uno de otras cosas”, agregó un habitante de la calle donde vivía Vanesa.

“La mamá trabaja en el Centro, por eso las niñas andaban ahí solas, el tío también trabaja, uno qué gana con hablar con ellos si de todos modos no le harían caso”, añadió.

Vanesa, junto con su madre, su tío y sus hermanos vivía en una humilde vivienda de la calle Flamingo, a poco más de una cuadra de donde quedó su cuerpo sin vida en la colonia Granjas de Chapultepec, la casa ya se encuentra abandonada.

“Dicen que en estos días andaban ya retirándose, que ya los habían amenazado”, mencionó otra vecina del lugar.

Los habitantes del sector también desconocen dónde serán velados sus restos y si ya fueron entregados a sus familiares.

La Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género (FEM) dio a conocer que la víctima fue identificada de manera oficial por sus familiares como Vanesa T.C. de 13 años de edad.

Al momento de su muerte vestía pantalonera, blusa de tirantes y presentó heridas por proyectil de arma de fuego en la espalda, cabeza y uno de los ojos, sin embargo, de los responsables, las autoridades aún  no cuentan con alguna información.

El cuerpo de Vanesa quedó a mitad de la calle justo afuera de la iglesia cristiana Aposento Alto. Durante la mañana de ayer martes, se observó a varias unidades  de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal que realizaban recorridos por el lugar.