'Entrenador dio 30 pesos a niño que violó para que no contara nada'

Así lo informó el agente del MP a cargo del caso

Staff
El Diario de Juárez
jueves, 28 marzo 2019 | 11:34

Un entrenador de futbol fue detenido como sospechoso de haber cometido un abuso sexual en contra de un niño de 10 años de edad. Ayer un Tribunal de Control determinó imponerle la medida cautelar de prisión preventiva porque no cuenta con domicilio y al considerar que representa un riesgo para la víctima y los otros menores que son parte del equipo. 

El acusado es Jorge Ángulo Ochoa.

Ayer a las 11:30 horas él fue trasladado a la segunda sala de apelaciones de la “Ciudad Judicial” a disposición de la jueza de Control Brisa Yadira Meraz Mendoza, para que un agente del Ministerio Público (MP) expusiera la forma en qué fue asegurado y solicitara que se declarara lícito el arresto. 

El fiscal dio a conocer que el domingo pasado a las 17:20 horas se recibió una llamada al 911 en la que se reportaba un abuso sexual. Por lo que se generó el folio 07233093 y dos agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) fueron enviados a una casa ubicada en la calle Senderos del Prado en donde se entrevistaron con la mamá de la víctima. 

La denunciante señaló a los preventivos que minutos antes su hijo había llegado al domicilio y notó que sus ojos estaban llorosos por lo que le preguntó qué le había sucedido y el pequeño soltó el llanto al tiempo que expresó que su entrenador lo había violado. 

La mamá lo tranquilizó y le pidió que explicara con exactitud qué le sucedió, el niño describió que Jorge Ángulo Ochoa había cometido actos constitutivos de un abuso sexual y también refirió que le dio 30 pesos para que no dijera nada. Pero él los tiró cuando iba camino a su casa, así lo informó el agente del MP a cargo del caso a la jueza de Control en la diligencia efectuada ayer. 

Ayer la jueza declaró legal la detención y retención de Ángulo, aunque el abogado defensor argumentó que faltaba la fecha y hora en varias actas elaboradas por los municipales. 

La juzgadora escuchó la formulación de cargos, los datos de prueba y al final aceptó la petición del fiscal en el sentido de imponerle la prisión preventiva al entrenador pues no proporcionó un domicilio para notificarlo del proceso penal y al considerar que de estar libre, representa un riesgo para la víctima y los otros niños que entrenan en el mismo equipo.