Entre plástico y cobijas migrantes soportan lluvias

Cerca de mil mexicanos permancen junto a los puentes internacionales

Hérika Martínez Prado/
El Diario
viernes, 29 noviembre 2019 | 06:00
David Cruz |

Pese al frío y la lluvia que vivieron durante casi 24 horas, cerca de mil migrantes mexicanos permanecen apostados junto a los puentes internacionales de Ciudad Juárez, en busca de asilo político en Estados Unidos, aunque son más de mil 700 los registrados en sus propias listas.

Cubiertos con plásticos y cobijas, la mayoría de los connacionales se mantuvieron dentro de sus casas de campaña, mientras que otros optaron por ir a un hotel durante la noche del miércoles, pero debido a que ya tienen hasta más de dos meses viviendo en las puertas del vecino país se niegan a retirarse.

“No se quieren mover, ayer fueron llamados, ellos están muy al pendiente de la lista y de los que ellos mismos han asignado como coordinadores en cada puente. La necesidad que tienen de estar al pendiente es lo que los orilla a estar apostado en los puntos de ingreso a los puentes. Pero son mexicanos y necesitamos salvaguardar su seguridad e integridad, y la mitad son niños y niñas, definitivamente demandan nuestra intervención”, dijo Enrique Valenzuela, coordinador general del Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo).

Una pareja originaria de Guerrero que llegó hace 15 días a Juárez, acompañada de sus dos hijos, explicó que unos días estuvieron en el albergue federal Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario, pero que decidieron salirse para no perder su turno, sin embargo el frío los obligó a irse a un hotel durante la noche del miércoles.

Explicaron que la casa de campaña en la que viven junto al puente internacional Paso del Norte es muy pequeña para los cuatro, por lo que tuvieron que buscar un lugar cálido dónde pasar la noche, pero aseguraron no tener dinero para dormir diario en un hotel.

Los mexicanos que acampan en el parque El Chamizal, cerca del llamado puente “Libre”, hicieron fogatas ayer por la mañana para calentarse, mientras durante la noche crearon caminos de desagüe en la tierra, alrededor de sus casas de campaña para no inundarse, además de protegerse con plásticos y cobijas de la lluvia y el viento.

De acuerdo con el coordinador del Coespo, el monitoreo que llevan los tres niveles de Gobierno refleja que se está reduciendo el número de personas que aparecen en las listas, debido a que unos están decidiendo regresar a sus lugares de origen, y a que no está llegando nadie.

“Estamos por reunirnos nuevamente los tres órdenes de Gobierno, no es prudente, ni sensato que sigan donde se han venido quedando, es algo que sí nos preocupa. Son sujetos a protección internacional, pero la intención de ninguna manera es poner ningún filtro al derecho de pasar a Estados Unidos, pero son mexicanos y necesitamos salvaguardar su seguridad e integridad”, destacó el funcionario.

Se trata principalmente de familias provenientes de Zacatecas, Michoacán y Guerrero, la mayoría de los cuales aseguran que llegaron a Ciudad Juárez, en busca de asilo político en Estados, debido a la violencia que se vive en sus lugares de origen.