Juárez

Entre flores y resignación, dan último adiós a médico

Familiares y amigos despiden a Rodolfo Mendoza, quien fue asesinado en Reynosa

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

sábado, 04 septiembre 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Entre flores y resignación, ayer se honró por última vez al doctor Rodolfo Isacc Mendoza Andazola, de 33 años, quien fue asesinado por desconocidos en Tamaulipas. Al interior de un féretro gris, su cuerpo fue llevado al cementerio Jardines Eternos, ubicado en la calle Neptuno, tras ser velado en la funeraria Perches.

El servicio se atrasó debido a que el médico era nacido en Estados Unidos y fue identificado oficialmente con el acta americana ante el Ministerio Público en Tamaulipas; para el traslado del cuerpo a Juárez se requería el certificado de defunción, el cual tardó en ser liberado y era requerido por la Oficialía del Registro Civil a la funeraria que se hizo cargo del servicio, informaron los familiares.

Thelma Andazola Delgado, madre de Rodolfo Isacc, dijo que tras las dificultades derivadas de la falta del acta de defunción, se retrasó un tanto la partida del cortejo fúnebre de su hijo, a quien describió como alguien atento en demasía, siempre dispuesto a dar una mano, como lo hizo en los hospitales General, De la Mujer e Infantil.(Alejandro Vargas)

‘Amaba su carrera de medicina’

“Era un muchacho muy inteligente que amaba su carrera de medicina. Siempre se estaba documentando y si no tenía que dormir, no lo hacía. Sabía mucho y le hicieron un homenaje precioso. Desgraciadamente le tocó hacer su especialidad allá y está muy violento, mucho más que aquí”, dijo en entrevista su mamá.

Luego de una misa, los seres queridos del profesional lo acompañaron en caravana hasta el panteón. Ahí despidieron a quien se desempeñó al servicio de todos los juarenses y fue privado de la vida en Reynosa, a donde fue enviado a culminar su nivel de estudios por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

“Lo encontramos después de 16 días de búsqueda, tirado en un paraje, lo dejaron ahí… es bastante dolor. Ellos (en la UACJ) están más cerca de las autoridades de Salud, deben darles seguridad. Cuando menos ofrézcanles protección, la universidad ya debe de tomar cartas en el asunto”, comentó Andazola Delgado. 

Agregó que su hijo, que recién había cumplido años el 4 de agosto, fue sepultado con las cenizas de su perro Bruno, a quien quiso mucho, y también falleció durante el tiempo que él estuvo desaparecido en aquella ciudad colindante con Hidalgo, Texas: “Nuestro agradecimiento a todos los que quisieron a mi hijo”.

El pasado 20 de julio, múltiples médicos pasantes de la UACJ expusieron su inconformidad dentro del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) debido a la gestión de sus plazas para servicio social, pues aseguraron que se les asignan lugares peligrosos. 

A su vez, la institución académica afirmó que es Salud estatal la que las fija. 

avargas@redaccion.diario.com.mx

close
search