Juárez

Enfrentará Juárez la ‘peor cuesta de enero’

La inflación ha alcanzado niveles históricos en la ciudad

Iris González
El Diario de Juárez

sábado, 01 enero 2022 | 10:58

Tomada de internet

En un contexto en el que la inflación ha alcanzado niveles históricos en Ciudad Juárez, se prevé un difícil arranque económico para las familias fronterizas en 2022, e incluso se habla de la ‘peor cuesta de enero’ en años.

Cambio de placas, pago de impuestos, precios de las gasolinas en riesgo de alza, dólar caro, inflación por encima del 8 por ciento y la amenaza de más incrementos en los productos y servicios por el aumento al salario mínimo, se avecinan para esta complicada etapa de cada año.

“Enero va a ser un mes muy difícil. La cuesta de enero significa que vienes de un mes muy gastado como diciembre, probablemente hasta con deudas en tarjetas de crédito, a enfrentar gastos, sobre todo los anualizados, que se amortizan muchas veces en enero, como el predial, las placas, la revalidación”, expresó Alejandro Sandoval Murillo, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Para este año, el Gobierno del Estado estableció como obligatorio el cambio de placas, que tendrá un costo de 600 pesos. Sin embargo, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda, habrá descuentos de febrero a abril.

Adicional a ello, también es necesario pagar la revalidación vehicular, cuyo precio será de 2 mil 068 pesos, aunque también habrá descuento por pronto pago.

Gasolinas

Recientemente la Secretaría de Hacienda del Gobierno federal dio a conocer un ajuste del 7 por ciento al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se paga en las gasolinas, por lo que el precio de los combustibles está en riesgo.

Fernando Flores Carbajal, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), dijo que en cuestión de costo final por litro aún no se sabe de cuánto será el impacto, aunque afirmó que los gasolineros absorberán dicha alza. 

El impuesto que se paga por litro de gasolina Magna pasará de 0.451449 a 0.484720 pesos, lo que equivale a un ajuste de 0.33271 pesos por litro, es decir, 7.37 por ciento.

En la Premium el IEPS actual es de 0.550852, pero en enero se incrementará a 0.591449 pesos por litro, un alza de 0.040597 pesos.

Mientras que el diésel pagará un impuesto del 0.402288 contra el 0.374675 que se cobraba hasta diciembre, es decir, 0.027613 pesos más.

“Hasta el día primero de enero se nos hace saber a nosotros si nada más sube en el esquema de la facturación y el precio final sigue siendo el mismo. Pero éste no se altera con el IEPS, se puede quedar igual, aun con el impuesto superior, ya que nosotros lo pagamos por adelantado”, afirmó Flores Carbajal.

Es precisamente el precio de las gasolinas lo que ha presionado la inflación en Ciudad Juárez, que en la primera quincena de diciembre alcanzó un récord histórico del 8.03 por ciento, la cifra más alta para un período similar en los últimos 21 años.

La gasolina de alto octanaje, equivalente a la Premium, subió 33.68 por ciento mientras que la de bajo (Magna) 31.03 por ciento, según el Inegi.

El alza de precios en Juárez fue impulsada además por aumentos en los alimentos y el gas doméstico.

Por ejemplo, el gas natural en los hogares registró un incremento anual del 52.25 por ciento, mientras que el LP subió 7.54 por ciento.

Alimentos

En el caso de los alimentos, el tomate verde fue el más alcista, al registrar una inflación del 126.08 por ciento en la primera quincena de diciembre, seguido del chile serrano con 99.42, melón 56.78 y limón 47.85 por ciento. Básicos del hogar como el aceite subieron 27.01 por ciento, tortilla 15.18 y carne de res 15.93.

De acuerdo con la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), algunos incrementos están relacionados con el alza del tipo de cambio, pues muchos de los productos que se venden en Juárez son importados de Estados Unidos.

Dólar 

La última semana del 2021 el dólar se vendió en 20.67 pesos en el mercado Forex, presionado por la nueva variante ómicron del coronavirus.

En el caso de centros cambiarios, donde juarenses hacen las transacciones, su valor rondó entre los 20.80 y 21 pesos.

Inflación

Rogelio Ramos Guevara, presidente de la Canaco, dijo que el 2022 podría traer consigo un reetiquetado de precios con el alza al mínimo que se dará a partir de enero.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), lo que se paga por día en la Zona Libre de la Frontera Norte pasará de 213.39 pesos a 260.34, un ajuste del 22 por ciento.

En Ciudad Juárez son 147 mil 686 trabajadores los que se verán directamente beneficiados con esta medida, quienes perciben un salario de 238.71 pesos diarios, sin embargo pudiera también reflejarse en los que ganan más, según los posibles ajustes que realicen los patrones.

Sandoval Murillo explicó que la situación inflacionaria que se vive no sólo en Ciudad Juárez, sino también en el mundo, tiene un origen externo, derivado de la escasez de semiconductores eléctricos y de contenedores marítimos, así como de problemas en la logística global, convirtiéndose en elementos de aumento de costos en los mercados.

También –agregó– está la parte interna de México, donde las políticas han provocado un impacto en la inflación, como es el caso de la eliminación a la subcontratación, que trajo cambios económicos no presupuestados en las empresas, así como el incremento al salario mínimo.

“Las alzas al salario mínimo tienen repercusiones inflacionarias siempre, el 100 por ciento de 2019 en la frontera, generó una presión inflacionaria y hoy por hoy Juárez aparece en el top 10 de las ciudades más inflacionarias”, dijo.

Otra cuestión que está en riego es el posible aumento al Impuesto Sobre Nómina planeado por el Gobierno del Estado para 2022.

El experto dijo que aunque pasa de 3 al 4 por ciento, para las empresas tiene un impacto real del 34 por ciento.

“Es un trancazote de alza, sobre todo en repercusión para pequeñas y medianas empresas”, afirmó.

El presidente del IMEF afirmó que se espera que solamente enero sea un mes difícil, ya que los gastos tenderán a regularizarse a partir de febrero.

“Las presiones inflacionarias, si bien van a continuar, eventualmente van a ir cediendo y la estimación es que a partir de mediados de año empiecen a ceder. Ojo, eso no quiere decir que van a bajar los precios, sino que van a dejar de subir a un ritmo acelerado”, resaltó Sandoval Murillo. 

Oscuro panorama

• Propagación de variante ómicron

• Alza de ISN a empresas 

• Pago de revalidación y nuevas placas

• Crisis de insumos y logística

• Reetiquetado en comercios

• Aumento de IEPS a gasolinas

close
search