Juárez

Enfocada en sus sueños

Tras 12 años de dedicarse a ser ama de casa, Isela Molina decidió dar un giro a su vida y retomar el negocio de sus padres, Pro Alim

Omar Morales/ El Diario de Juárez
Omar Morales/ El Diario de Juárez
Omar Morales/ El Diario de Juárez

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

domingo, 07 febrero 2021 | 11:25

Ciudad Juárez.- No sólo de sueños se vive”, es sin duda una expresión que en algún momento hemos escuchado cuando se tiene la intención de emprender un nuevo proyecto, lo que podría desanimar a más de uno, sin embargo, cuando a ese sueño le sumas esfuerzo, ilusión y resistencia, se puede alcanzar el éxito deseado, tal es el caso de Isela Molina, quien desde hace 10 años dirige su propia empresa “Pro Alim”, dedicada a brindar servicios de alimentación a comedores industriales de la ciudad.

Madre de cuatro hijos, originaria de Ciudad Juárez y con licenciatura en Gastronomía, Isela tomó una de las decisiones más importantes en su vida al retomar no sólo sus estudios y compartir su tiempo entre las aulas y su familia, sino al reemprender el negocio de sus padres.

“La idea original de Pro Alim inició hace muchos años por parte de mis papás, aunque en un esquema más pequeño; posteriormente, en el

96 ellos dejaron de trabajar, y tanto mi hermana como yo, que éramos quienes habíamos colaborado con ellos, pues hicimos nuestras vidas, en mi caso, me dediqué a cuidar a mis hijos, toda una verdadera ama de casa por 12 años”, comentó.

El Diario (ED).- ¿Cómo llega la inquietud por retomar el negocio?

Isela Molina (IM).

“En 2010 surgió la oportunidad de reiniciar la empresa, y con ello llegaron muchos sueños, siempre me he considerado una mujer muy inquieta y soñadora, así que esto nació con mucha ilusión, buscaba mi superación personal y profesional, y a esto le sumas fuerza, resistencia y esto es lo que hemos logrado hasta ahora, ya tenemos 10 años en funciones y a pesar de los altibajos, la esencia de Pro Alim es lo que nos ha mantenido a flote”.

“Ya hice mi carrera con todos mis hijos estudiados y criados, soy licenciada en Gastronomía por la Universidad Cultural, lo que me llena de entusiasmo, porque hubo un auge de esta carrera desde hace algunos años a la fecha, por lo que hay mucha competencia, y eso es bueno”, comentó.

ED.- ¿Es gastronomía una carrera menospreciada en Juárez?

IM.- “No menospreciada, más bien creo que Juárez se ha caracterizado por ser una ciudad en donde casi no hay arraigo y por el tipo de empleos que se generaban por la misma maquiladora no se tomaron por mucho tiempo como algo serio carreras como gastronomía, sin embargo, cada vez hay más egresados de estos programas y empiezan a haber propuestas gastronómicas interesantes aquí”.

Pro Alim se ha dedicado los últimos 10 años a ofrecer alimentos de calidad y completamente naturales a empleados de la industria maquiladora a todos los niveles, además de que también realiza servicios de banquete empresarial y para fiestas, ofertando a sus clientes diferentes gamas no sólo de asistencias y comidas.

“La industria maquiladora es un mercado bien complicado y competido, creo que eso nos ha llevado a siempre estar innovando y preparándonos; sin duda uno de los retos más importantes a los que nos hemos enfrentado ha sido el comensal en estos comedores, porque hay mucho cliente que viene de fuera y no está acostumbrado a nuestros alimentos, tienen un paladar distinto y es ahí donde debe haber un equilibrio”, dijo.

“Ahorita tenemos clientes en donde hay una buena cantidad de personas que vienen de Cuba, por ejemplo, pero que también tienen trabajadores que son de otras regiones del país y obviamente los gustos cambian completamente, es entonces donde tenemos que ser muy creativos para lograr gustar al paladar de los comensales”, agregó.

Actualmente, la compañía brinda sus servicios a alrededor de 10 empresas maquiladoras de la ciudad, lo que también ha representado todo un reto con la llegada de la pandemia por Covid-19, obligando a Pro Alim a realizar diferentes capacitaciones para poder seguir operando.

“Luego de 10 años, estamos trabajando en una nueva imagen, y no es sólo para vernos mejor, sino que también es para actualizar nuestros procesos. El año pasado nos golpeó muy fuerte la pandemia, lo que hicimos fue trabajar con un 20% de nuestra capacidad, así que el primer reto fue sobrevivir porque no teníamos venta y teníamos que pagar la nómina”, explicó. “Otra cosa que hicimos fue un esfuerzo muy grande junto con nuestros proveedores para poder aportar una despensa cada semana para poder apoyar a los trabajadores que se vieron más afectados; ya cuando retomamos la operación normal, tuvimos que capacitarnos para adaptarnos a los nuevos manejos de alimentos, también implementamos protocolos para la entrada y salida de la gente que trabaja con nosotros en las cocinas”, indicó.

Entre las acciones implementadas dentro de los comedores, se destacó el uso de diferente equipo de protección como lentes, cubrebocas, por mencionar algunas.

“El cubrebocas no representó una novedad, ya que siempre lo hemos usado, pero sí reforzamos el uso de todo el equipo de protección, aunque sigue habiendo temas como la sana distancia que se ha complicado un poco porque a veces los espacios no son tan grandes, así que tuvimos que adaptarnos”, comentó.

ED.- ¿Cuántos empleos ofrece Pro Alim a la ciudad y qué representa cada uno de los trabajadores?

Im.-“por ahora contamos con 240

personas que trabajan con nosotros, entre administrativos y operativos, y algo que siempre he querido transmitir a cada uno de ellos es que son la parte más importante de esta empresa, vendemos un servicio que depende cien por ciento del recurso humano; siempre he creído que si tenemos colaboradores felices o bien tratados, ellos darán todo su potencial”.

“Estamos la mayor parte del día en nuestra área de trabajo, y qué padre que estemos haciendo las cosas bien, porque así cuando te vas a casa, te vas con un buen sabor de boca; sabemos que hay errores y lecciones por aprender; pero me siento afortunada de tener en el equipo a personas que hacen lo que les gusta, al igual que yo, por lo general buscamos sumar gente apasionada con la comida y el servicio”, afirmó.

ED.- ¿Cuál es el mensaje para todas las mujeres que buscan

emprender nuevos proyectos?

IM.- “Sabemos que la aportación de la mujer es bien importante, y para muestra puedo decir que dirigir una empresa ha sido un reto muy grande, pero uno de los propósitos de la compañía es ayudar a empoderar a la mujer en todos los niveles, sabemos que vivimos diferentes situaciones y circunstancias, pero es fundamental escuchar a la compañera y ayudarle”.

“Aquí trabajamos con un número proporcional de 50% mujeres y 50% hombres, sin embargo, queremos que en algún momento podamos tener una mayoría de mujeres a todos los niveles, claro, sin demeritar el trabajo realizado por cada uno de nuestros compañeros. El mensaje que quiero emitir es que creo que las mujeres tenemos una fuerza interna única que nos lleva a alcanzar diferentes objetivos, somos incluso más resilientes, y sólo así se logran los sueños, combinando todos estos ingredientes”, concluyó.