Enciende alarmas caso de madre que mató a hija

Estos actos son consecuencia de la violencia vivida hace una década, señalan integrantes de Red por la Infancia

Hérika Martínez
El Diario
jueves, 14 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— El presunto asesinato a cuchilladas de una madre de 21 años contra su hija de dos años de edad, es un reflejo de la ausencia del Estado en la atención psicosocial a la sociedad, principalmente a la generación de niños y adolescentes que crecieron en los años de mayor violencia, señalaron representantes de la Red por la Infancia en Juárez.

“Son focos rojos que nos están saltando, ¿cuántos años tenía esta jovencita en los años de violencia?, era una adolescente. Necesitamos un nuevo paradigma, una nueva visión de la situación”, comentó Catalina Castillo, directora de la Organización Popular Independiente (OPI).

Según datos de la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género (FEM), a las 7:15 de la noche del martes el personal de un hospital de la ciudad reportó a las autoridades el ingreso de dos mujeres lesionadas por arma blanca.

De acuerdo con las primeras investigaciones, la niña identificada como Ilse Elizabeth Aguilera Ávalos de 2 años de edad, fue herida por su propia madre, quien ingresó al hospital con una herida de arma blanca en el tórax.

La causa de muerte de la menor, de acuerdo con la necropsia que se le practicó en el Servicio Médico Forense (Semefo), fue “shock hipovolémico consecutivo a heridas punzocortantes”, informó Silvia Nájera, vocera de la FEM. Es decir, que la niña murió por pérdida de sangre.

Hasta ayer, la mamá, identificada extraoficialmente como Linda Elizabeth A. M., quien en agosto próximo cumple 22 años de edad, se encontraba hospitalizada pero estable y fuera de peligro, en calidad de detenida.

Ambas vivían en la colonia Granjas de Chapultepec, donde según vecinos tenían poco menos de un mes de haber llegado a rentar una casa.

“Casi no la conocíamos, yo la vi nada más como cuatro veces y a la niña nunca la vi, siempre estaban encerrados la chavala y el chavalo con el que vivía”, dijo una vecina.

Los habitantes de la calle Grulla, se dijeron sorprendidos del asesinato de la menor, y que de pronto agentes ministeriales llegaran la noche del martes y acordonarán la zona para ingresar a la vivienda.

“Estuvo muy feo eso, tomó una decisión muy fea”, comentó una vecina, quien comentó que Linda Elizabeth no trabajaba y que algunas veces algún familiar de ella vendía ropa usada afuera de su casa, y su pareja sentimental trabajaba de noche en un restaurante.

Cuando comenzaron los mayores años de violencia en Ciudad Juárez, Linda Elizabeth tenía 11 años, comenzaba la adolescencia, “y la adolescencia es una segunda oportunidad de desarrollo que te da la vida”, además de la primera infancia, en la que estaba su hija, dijo la representante de las organizaciones que conforman la Red por la Infancia en Juárez.

Actos como el ocurrido contra la menor, presuntamente por su propia madre, son parte de los fenómenos que advirtieron al Estado los propios integrantes de la Red en los años de violencia, recordó Castillo.


[email protected]