Juárez

En declive, fondos para cuidar el río

Cada vez es menor el presupuesto para la Comisión Internacional de Límites y Aguas

Sandra Rodríguez Nieto / El Diario de Juárez

viernes, 31 diciembre 2021 | 06:00

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | CILA sólo cuenta con 120 empleados, 40 de ellos en Juárez

Ciudad Juárez.— Encargada de la demarcación territorial y fluvial de la división con Estados Unidos, y ante conflictos como la entrega del agua del río Conchos, la Sección mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) cuenta con 120 empleados y recursos “operativos” en declive, informó el secretario de esta unidad, Jesús Luévano.

“Ahorita nuestro presupuesto operativo es de 23.4 millones de pesos en 2021 y fue el mismo en 2020 (…) Y para 2022 nos dicen que tenemos lo mismo que 2021”, dijo Luévano. “Simplemente, antes llegamos a tener presupuestos de 30 millones, de 32 millones. (En 2019) tuvimos alrededor de 30 millones de pesos y en 2018 más o menos lo mismo, 32; o sea, ha venido declinando el presupuesto”, agregó.

En entrevista, el funcionario calificó los fondos como “muy limitados” y estimó requerir “por lo menos el doble” de empleados para el trabajo que la dependencia, con oficinas centrales en Ciudad Juárez, realiza en los casi tres mil 200 kilómetros de frontera entre Tijuana y el inicio del Golfo de México. “Tenemos oficinas donde sólo tenemos una persona, como en Ojinaga; tiene que atender el Conchos y el Bravo. Entonces es muy complicado”, dijo.

“En Juárez tenemos 40 (empleados); o sea, nos quedan 80 (…) Éstas son nuestras oficinas centrales, aquí se procesa la mayor parte de la información que se recibe de las oficinas, aquí se hacen las negociaciones con la parte de Estados Unidos de todos esos temas”, agregó.

De acuerdo con Luévano, entre las funciones de la dependencia está precisar la línea divisoria ante incidentes de posesión de armas que ocurren, dijo, por la creencia de que la frontera está sólo al norte del muro –cuando está 61 centímetros antes.

“En el caso de la terrestre, está muy arraigada la idea de que el cerco es la frontera y eso no es así; entonces, muy frecuentemente tenemos incidentes, incluso con autoridades mexicanas, que se pegan al cerco y están en territorio de Estados Unidos y los llegan a detener porque tienen armas, y argumentan que están en México y no están en México. Es un problema serio”, dijo.

“Ésa es nuestra tarea. Siguiente, es la distribución de las aguas de los ríos internacionales, súper complejo (…) Hay una red de estaciones hidrométricas en toda la frontera, del Conchos al Golfo, donde vamos midiendo estos volúmenes y llevamos una contabilidad semanal y mensual de las aguas del río Bravo; entonces, sí es una tarea titánica”, añadió.

Sobre los recursos, mencionó que para 2021 se habían programado originalmente 45 millones de pesos, pero que fueron después reducidos a 23.4 millones.

Luévano fue entrevistado en el contexto del derrame de aguas residuales generado en agosto pasado en el oeste de El Paso, Texas, y el funcionario explicó que había motivado reclamos en ese mes y en octubre, cuando se informó que se había agravado.

close
search