PUBLICIDAD

Juárez

Título 42

En 27 horas, 240 expulsados a Juárez

Enfermos y ‘engañados’ regresan por esta frontera a cubanos y nicaragüenses

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 04 mayo 2022 | 12:08

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez | Algunos fueron regresados con zapatos de tela que les quedaban grandes

PUBLICIDAD

A 19 días de lo que sería el fin del Título 42, Estados Unidos incrementó la expulsión de migrantes a través de Ciudad Juárez, con 240 extranjeros de origen cubano y nicaragüense en un lapso de 27 horas.

Además de la expulsión exprés de mexicanos y centroamericanos que realiza el Gobierno estadounidense diariamente por el puente internacional Santa Fe-Paso del Norte, durante lunes y martes se observó la devolución de grupos de hombres que ya tenían entre tres y 14 días detenidos, a través del puente Stanton-Lerdo.

PUBLICIDAD

Los primeros 120 cubanos fueron expulsados la mañana del lunes, en al menos tres grupos que fueron acompañados por los agentes estadounidenses hasta la joroba del puente, mientras que ayer se realizó la expulsión de 120 hombres más en al menos seis grupos, entre los que se encontraban personas de Cuba y Nicaragua.

“¿Qué es el Título 42?, porque aquí (Instituto Nacional de Migración) me dicen que vengo por el Título 42, pero a mí no me hicieron firmar nada”, cuestionó un cubano quien dijo desconocer la orden de salud pública de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) impulsada por el expresidente Donald Trump, a través de la cual, desde el 20 de marzo de 2020, los gobiernos de Donald Trump y Joe Biden han expulsado a un millón 833 mil 824 personas, 263 mil 736 de ellas a través del Sector El Paso.

El argumento del Título 42 es que los migrantes representan un riesgo para la propagación de Covid-19 entre la población estadounidense, por lo que son devueltos a México unas horas después de haber cruzado la frontera; sin embargo, los grupos detectados esta semana aseguran haber permanecido detenidos hasta 14 días.

Además de asegurar que nunca se les informó que serían devueltos a México, los extranjeros denunciaron casos de separación familiar, ya que al menos dos hombres dijeron haber sido separados de sus esposas después de cruzar el río y entregarse con los agentes de la Patrulla Fronteriza, aunque le informaron a los agentes que estaban casados.

El lunes un cubano narró que él y su esposa cruzaron juntos el cauce del río Bravo el miércoles 27 de abril, pero al ser detenidos les retiraron todas sus pertenencias y ellos fueron separados, por lo que después de ser expulsado permaneció horas sentado frente al puente internacional, sin tener un lugar a dónde ir y en espera de tener noticias de su esposa.

Ayer, otro cubano dijo haber vivido la misma historia: “Es separación familiar, yo vine con mi esposa cubana, a ella la cruzaron para Estados Unidos, estamos casados, tenemos papeles, y a mí me lanzaron pa’ca”.

Agregó: “No me dijeron nada de que si mi esposa la habían cruzado o no, y ahora mismo acabo de hablar con mi esposa, dice que están en los Estados Unidos, está llorando, que ella no sabe por qué fue que me deportaron a mí. Estamos casados en Cuba y dice que a ella no la dejaron presentar papeles ni nada. Y yo dije que era casado y mírenme aquí”.

El hombre dijo que cruzó la frontera con su esposa el martes 26 de abril y desde entonces fueron separados, por lo que ayer al ser expulsado a México pidió un celular prestado para marcarle, ya que a ella le entregaron el teléfono con el que viajaban.

Junto a él fueron expulsados cinco migrantes nicaragüenses, quienes se dijeron “confundidos y sorprendidos”, debido a que después de una semana de permanecer detenidos ayer los agentes solamente les dijeron que no sabían a dónde los llevaban y al estar a la mitad del puente vieron las banderas de México.

Entre los 240 hombres al menos se observaron cuatro enfermos, quienes dijeron tener fiebre, dolor de cabeza, tos y deshidratación. Al cruzar, muchos de ellos buscaban agua, un lugar en dónde pasar la noche “para pensar bien las cosas con la cabeza fría”, mientras que otros trataban de contactar a algún familiar para que les mandara dinero para poder rentar un cuarto de hotel.

Narraron que al ser detenidos la mayoría fueron bañados y toda su ropa fue tirada a la basura, por lo que fueron uniformados con una pantalonera gris y playeras naranjas o negras, así como zapatos de tela de color azul marino, los cuales a algunos les quedaban grandes.

“¿Aquí es peligroso?, tenemos que estar en un lugar seguro”, cuestionaban al temer por la inseguridad que se vive en Ciudad Juárez, y también por ser detenidos por los policías.

Algunos cubanos se agruparon para irse a hoteles, otros recorrieron la avenida Juárez y compraron ropa de tipo norteño, como pantalones, camisas, botas y sombrero, con el objetivo de pasar desapercibidos.

Un isleño narró que hace un mes fue deportado de Estados Unidos a Cuba, pero volvió a hacer el viaje por esta misma frontera, por lo que ayer dijo que volvería a intentar pero a través de Mexicali.

Otro dijo que permaneció detenido en El Paso durante 14 días, e incluso los agentes ya se habían comunicado con quien lo recibiría dentro del país, pero finalmente fue expulsado a México a través de una política sanitaria que él desconocía.

“Nos echaron por Título 42, porque dicen que nosotros podemos contagiarlos de Covid, pero yo tengo mis vacunas”, narró por teléfono a su esposa un cubano, para después mostrar las pulseras que le fueron colocadas en la muñeca izquierda: una cuando cruzó la frontera, una que constaba que ya estaba vacunado y otra al ser trasladado a un centro de detención.

El pasado 1 de abril, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que, en acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional se tomó la decisión de suspender la vigencia del Título 42 a partir del próximo 23 de mayo, por lo cual, todas las personas migrantes detenidas deberán ser procesadas bajo el Título 8, lo que significa que serán sometidas a un proceso migratorio.

El Gobierno de Estados Unidos anunció su preparación para el fin de la orden de salud pública, con acciones como más elementos; sin embargo, el pasado 27 de abril el juez federal de Louisiana Robert Summerhays determinó que la administración de Biden debía suspender durante 14 días sus preparativos para levantar el Título 42, y programó una audiencia para el próximo 13 de mayo, en la que escuchará los argumentos sobre la suspensión o continuidad de la medida.

Hasta ayer las autoridades mexicanas dijeron desconocer el motivo de la expulsión masiva a través del puente Stanton-Lerdo, en donde diariamente son enviados entre 15 y 20 personas más bajo el programa “Quédate en México” o “Permanecer en México” de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), a través del cual los migrantes son retornados a Juárez, pero con una cita ante una Corte de Inmigración de El Paso.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search