Juárez

Emprenden familias éxodo tras ‘housejacking’ masivos

Se mudan por temor a ser víctimas de otro violento robo

Staff
El Diario de Juárez
martes, 19 febrero 2019 | 06:00
Rey R. Jáuregui / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Luego se sufrir “housejackings” masivos, tres familias de la calle Praderas de la Hacienda abandonaron sus casas, en la colonia Urbi Villa del Prado.

 El único vecino que no cambió de domicilio, de cuatro asaltados con violencia en sus viviendas el 6 de febrero, y quien confirmó lo anterior, aseguró que su familia vive “encerrada bajo llave”.

El fenómeno de las mudanzas por temor a ser víctimas de otro violento robo, se presentó casi a la par en el fraccionamiento Cerradas del Parque, donde otras seis familias se ausentaron del sector luego de que hombres armados irrumpieron en 10 casas ocupadas el 5 de febrero pasado sobre la calle Volcán de Vesubio. 

Una de las afectadas de esta última calle dijo a El Diario que prefirió cambiar de domicilio porque “no me quedaré para estar encerrada en mi casa, es igual que estar en la cárcel”.

Pero ayer el vecino de la calle Praderas de Hacienda en Urbi Villa, Etapa I, dijo que decidieron en familia no mudarse como lo hicieron tres de sus vecinos. “¿Cómo nos vamos a ir?, aquí vivimos” se cuestionó a sí mismo.

Dijo que viven encerrados y que su esposa llora constantemente por lo sucedido al recordar que cinco hombres ingresaron a su casa apuntando a su hija con una pistola en la cabeza y luego golpearon a su otro hijo.

Comentó que después de robar una computadora portátil y dos teléfonos celulares los agresores se pasaron a la casa de su vecino, pero a él sí lo golpearon de forma salvaje, por lo que fue uno de los que optaron por mudarse.

Indicó que no había denunciado ante la Fiscalía el incidente porque ambos padres son trabajadores y perderían un día poniendo su denuncia.

Hasta el pasado viernes el fiscal zona Norte confirmó que sólo cinco denuncias por housejacking se habían presentado, relacionadas con casos ocurridos en el sector suroriente.

Pero de acuerdo con testimonios que han denunciado ser víctimas ante El Diario, al menos 24 casas habían sido robadas con violencia en los primeros 15 días de febrero, todas en fraccionamientos del suroriente.

Las zonas afectadas son Cerradas de San Pedro, Urbi Villa del Prado, Cerradas Del Parque y Lomas Del Desierto.

Según vecinas de este último también hubo víctimas que dejaron de vivir sobre la calle Desierto de Maine, luego de ser atacadas el domingo 10 de febrero, aunque el dato no pudo confirmarse físicamente como en las nueve viviendas de Cerradas Del Parque y Urbi Villa.


[email protected]