Juárez

Emerge solidaridad entre juarenses

Uno viaja desde Ruidoso para venir a entregar despensas y otros ofrecen sus viviendas para cocinar y bañarse

Cortesía / Heriberto y los paquetes que entregó en esta frontera
Cortesía / Ciudadanos ayudan a un conductor que sufrió un accidente vial
Cortesía / Paramédicos de las ambulancias Life One Élite y Servicios de Emergencias ofrecieron sus servicios gratis para trasladar a enfermos de Covid

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

jueves, 18 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Como suele ocurrir en esta frontera ante una crisis, los ciudadanos mostraron una vez más una genuina solidaridad ante quien se encontraba en condición vulnerable y compartieron lo que tuvieron a su alcance. En pandemia o crisis climática, los juarenses se apoyaron unos entre otros para sortear los momentos complicados vividos. 

Durante esta semana, se han observado las acciones de personas que emplearon las redes sociales para ofrecer su casa a quien requiriera bañarse o que necesitara cocinar sus alimentos. “No tenemos mucha agua, pero sí lo suficiente para un baño rápido”, “no te quedes sin comer, aquí puedes preparar tu comida, tengo gas”, ofrecieron dos mujeres que recibieron “likes”, ante sus respectivas ofertas.

Otro ejemplo ocurrió con Heriberto Mendoza, quien llenó su vehículo con despensas y agua embotellada y manejó desde Ruidoso, Nuevo México para traer 32 despensas y 30 cajas de botellas con el líquido. 

“Yo prometí al irme a Estados Unidos que si me iba bien, iba a regresar lo que Dios me daba y lo cumplí”, afirmó el hombre que a los 25 años salió de Juárez y ha regresado cada 15 días con alimentos, ropa, calzado o cualquier cosa que pueda donar. 

“Yo sé lo que se siente tener hambre y este es mi compromiso de vida”, aseguró.  Y aunque su negocio ha sufrido los embates de la pandemia, sus pocas ganancias las distribuye entre su familia y su obra social.

“Esta vez traje 700 dólares en despensas y agua. Ésta es de esas ocasiones en que la crisis le pega a todos, no importó el grado social todos necesitaban algo, había gente que tenía dinero y no tenía agua, me querían dar dinero pero no lo acepté porque no vine a hacer negocio, vine nada más a ayudar”, aseguró conmovido.

Este jueves Heriberto se regresa a casa y antes de partir hizo un llamado a todos los ciudadanos.  “Que nos  unamos, que no nomás critiquemos a los demás, para pasar todo esto más rápido es mejor si todos nos unimos  y cooperamos. Los juarenses somos muy unidos y nunca nos rajamos, la unión entre todos nos hace grandes”, aseguró el hombre que aseguró continuar con su obra “hasta que Dios lo permita”.  A los juarenses también les pidió orar para que Dios hiciera invisible los productos y le tocara el semáforo verde. “Es que a veces es difícil, si la Aduana no pusiera tanta traba seríamos más los que podríamos ayudar”, aseguró.  

Otros voluntarios fueron los paramédicos de las ambulancias Life One Élite y Servicios de Emergencias Motorizada que unieron sus fuerzas para ofrecer el servicio gratuito a la ciudadanía, al atender situaciones como traslado de pacientes Covid, abanderar accidentes viales por congelamiento, entre otras urgencias, informaron los participantes.