Juárez

El Kiki Romero ha dado albergue a mil 474 personas

En un mes desde su reapertura ha atendido a extranjeros y connacionales

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 08 julio 2021 | 06:00

El Diario de Juárez | Menores durante su estancia en el gimnasio local

Ciudad Juárez— A un mes de su reapertura, el gimnasio municipal Kiki Romero ha recibido a mil 474 personas migrantes, provenientes de países como Ecuador, Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Venezuela, Brasil y otras entidades de México.

De acuerdo con su coordinador y director de Derechos Humanos del Municipio de Juárez, Rogelio Pinal Castellanos, hasta ayer el espacio que funge como filtro para la Red de Albergues de Ciudad Juárez, tenía alojadas a 146 personas.

El espacio deportivo que abrió sus puertas el 5 de abril para recibir a los extranjeros que después de cruzar por Tamaulipas eran expulsados de Estados Unidos bajo el Título 42 a Ciudad Juárez, cerró temporalmente el 19 de mayo, tras la atención de más de mil 467 migrantes, más del 50 por ciento niños de ellos menores de ocho años. 

Su cierre temporal se debió a la falta de demanda de migrantes, pero permaneció habilitado para recibir a más personas, por lo que el 9 de junio volvió a recibir a mexicanos y extranjeros tras el rescate de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), de decenas de personas que permanecían en casas de seguridad en espera de los traficantes de personas los cruzaran a Estados Unidos. 

Desde entonces, el Kiki Romero ha recibido a personas bajo el Título 42, a migrantes rescatados de viviendas y a mexicanos desplazados por la violencia que acuden a pedir albergue y asesoría para ingresar al vecino país. 

El llegar, a todos los adultos, así como a los menores que presentan síntomas, se les realiza una prueba rápida de Covid-19 para evitar un brote, y en caso de dar positivo o tener síntomas son canalizados al hotel filtro.

Cuando son llevados por los municipales, también se les explica que no se encuentran detenidos, sino recibiendo apoyo humanitario, por lo que pueden irse cuando ellos quieran o permanecer ahí hasta por siete días; además de advertirles que no se permite contactar a coyotes desde ahí. 

Con apoyo en la alimentación de la Cocina Comunitaria de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), personal de Derechos Humanos y Centros Comunitarios del Municipio se encargan del cuidado integral de los migrantes durante siete días, los cuales se encuentras resguardados las 24 horas del día por elementos municipales.

Después de dicho tiempo, las personas pueden solicitar una mayor estancia en albergue y ser trasladadas al Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario. (Hérika Martínez Prado)

close
search