Juárez
Visita el memorial virtual aquí

Duelo en el desierto

Un año después del primer deceso por Covid, El Diario presenta un muro de despedidas para honrar a las víctimas

Leticia Solares
El Diario de Juárez

domingo, 04 abril 2021 | 06:54

Visita el memorial virtual aquí https://cutt.ly/rcbLiEa

Ciudad Juárez— “Nos amaste hasta tu último aliento, y hoy vivimos con tu ejemplo”. “Esposo amoroso, padre ejemplar, abuelo consentidor y cariñoso, amigo inigualable. El mejor ser humano que pudiera existir. Te amamos y te extrañamos tanto, toda tu familia. Medinas Forever!!!”.

Guerreros incansables, generosos, sencillos y alegres, con frases y calificativos como éstos, la comunidad juarense honra en el memorial ‘Duelo en el Desierto’ la existencia y legado de los que aquí perecieron en la batalla frente al coronavirus.

Hace 365 días, la creciente amenaza de Covid-19 no sólo puso en jaque a los sistemas sanitarios de Asia y Europa… el enemigo también tomó por asalto a esta comunidad. Se apoderó de su cotidianeidad colándose hasta el último rincón de sus barrios, de sus calles, en los hogares juarenses, que desde el 4 de abril del 2020 no cesa la cifra de fallecimientos. 

Con la genuina intención de arropar en su duelo a los habitantes de esta ciudad y como piedra angular en la construcción de la paz y el bienestar social, El Diario, el Centro Familiar para la Integración y el Crecimiento (CFIC) en la prevención y atención a víctimas de violencia, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) y el Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ), extendieron sus redes para ser soporte de quienes han llevado el luto en medio de este aterrador silencio.

‘Duelo en el Desierto’ es la suma de los que se han marchado, pero también de sus frutos, esos que sembraron entre sus familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo.

Más de 300 personas han expresado su sentir y dan cuenta del carácter de los hijos de esta tierra, propios y por elección, con frases, fotos y los nombres de las personas que con su partida resignifican el valor de la vida y del lugar que cada uno ocupa como habitante de esta gran frontera.

Aunque la pandemia nos ha mantenido aislados, a lo largo del trayecto caminamos todos juntos y esta comunidad, una vez más se congrega y se reconstruye ante el dolor. Prevalece de pie porque no conoce la palabra derrota, porque sabe transformar sus pérdidas en esperanzas.