Docente vendía autos usados

El profesor fue identificado como Alejandro Alvarado Iniesta

Staff
El Diario de Juárez
viernes, 16 agosto 2019 | 06:00
Staff / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— De acuerdo con líneas primarias de la investigación de su homicidio, Alejandro Alvarado Iniesta, como fue identificado el docente, tenía como principal actividad la venta de autos usados, por lo que “se explorará una eventual hipótesis de investigación que pudiera venir por esta parte económica”, dijo Jorge Nava López, fiscal de distrito.

Agregó que el miércoles de la presente semana se logró su identificación. La información oficial cita que el maestro fue raptado por hombres armados al salir del edificio universitario a bordo de su camioneta GMC de reciente modelo, donde le bloquearon la circulación y tres hombres con armas cortas bajaron de una camioneta tipo van, a las 6 de la tarde del jueves 8 de agosto.

Nava dijo ayer que personal de la Unidad Antisecuestros tomó el caso apenas reportados los hechos y comenzó a investigar el posible secuestro debido al modus operandi de los captores, pero no hubo ninguna exigencia económica a la familia a cambio de su libertad, aseguró el funcionario.

A las 5:30 horas del viernes 9 de agosto, el cadáver fue localizado por uno de los vecinos que se dirigía al trabajo, quien aseguró que frente al domicilio marcado con el número 6353 de la calle Tamaulipas, estaba el bulto con el hombre muerto.

El diagnóstico forense precisó el tiempo de muerte de la víctima entre 4 y 8 horas antes de localizar el cuerpo donde la causa de muerte fue asfixia por estrangulamiento, dio a conocer la FGE.

 Así, los investigadores suponen que pudo haber sido asesinado entre las 9 de la noche del día de su captura o la 1 de la mañana del día posterior al “levanton”.

Jorge Nava informó que las carpetas de investigación de los grupos de Homicidios y Antisecuestros se hicieron una sola a partir del pasado miércoles 14 de agosto, cuando se pudo identificar plenamente de que la víctima era la misma raptada afuera de las instalaciones de la universidad.

Dijo que la investigación no ha llegado al punto de establecer si a la víctima, de 34 años, se le mantuvo en alguna casa de seguridad.