Juárez
Por territorio y venta de droga

Disputan cárteles a 61 mil adictos

El mercado local deja un botín a las organizaciones criminales de 1.5 millones de dólares por semana

Staff / El Diario de Juárez
Staff / El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

jueves, 02 julio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La reestructuración en esta ciudad de los grupos criminales que comenzaron a fraccionarse y rivalizarse en células a partir de 2018 para controlar el narcomenudeo, cautivó al menos a 61 mil usuarios de drogas permanentes desde el año pasado en esta ciudad, según datos de la Fiscalía y del Observatorio del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec).

Las organizaciones delictivas, “Los Aztecas”, “La Empresa”, “Los Mexicles”, “Artistas Asesinos”, Cártel de Sinaloa y vendedores de drogas independientes, se enfrascan desde entonces en sangrientas batallas territoriales en busca de mayores dividendos del botín de 1.5 millones de dólares que deja de utilidad cada semana el mercado local de drogas, de acuerdo con Jorge Nava López, fiscal Zona Norte.

La estrategia de abarcar lo más posible en ese mercado llevó a una división de los grupos que operaron para el Cártel de Juárez y Sinaloa de los años 2008 a 2010. El giro que se dio en esas organizaciones delictivas permanece aquí en la actualidad, inmerso desde hace tres años en una violencia extrema por esas ganancias, según análisis de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Ha cobrado la vida desde entonces de 3 mil personas, el 65 por ciento de los 3 mil 625 homicidios dolosos registrados desde el 2018 hasta junio del 2020, dicen datos de la dependencia ministerial.

El narcomenudeo se observó por estos grupos fraccionados en esta localidad como una actividad muy redituable, igual en ganancias que el tráfico de drogas internacional en la frontera Juárez-El Paso-Nuevo México, aunque esta última actividad es para unos cuantos, aseguró César Augusto Peniche, fiscal general del Estado.

Según la Encuesta sobre Prevalencia de Adicciones en el Estado de Chihuahua de Ficosec, publicada en septiembre de 2019, para entonces 61 mil personas reconocieron en Juárez durante una encuesta ser consumidores frecuentes de drogas, algunos por más de seis años consecutivos.

De los adictos, 22 mil dijeron que consumen diariamente, 17 mil lo hacen una vez por semana y 22 mil contestaron que es frecuente su consumo, dice el estudio.

Destinan un gasto de hasta 500 pesos por semana para satisfacer su adicción a las drogas, de ahí el cálculo de 1.5 millones de dólares que tendrían de utilidad repartida los más de 7 mil vendedores de drogas que estima el Observatorio existen en la ciudad desde 2018, aunque se presume que en la actualidad ese “ejercito” creció a la par de la llegada de nuevas drogas.

También el número de consumidores pudiera haber crecido a la fecha, ya que en la encuesta de Ficosec se menciona que 159 mil personas dijeron haber consumido narcóticos alguna vez, lo que representa al 5 por ciento de la población local.

Cómo se dividen los vendedores

El objetivo por alcanzar esas ventas, principalmente de mariguana, cocaína y cristal, se trazó desde principios de 2018 por el traficante apodado “El 300”, de nombre René Gerardo Garza Santana, actualmente detenido en el Cefereso de Chiapas, confirmó la Fiscalía.

De acuerdo con los analistas de esa dependencia, las metas de este personaje dividieron al grupo “Los Aztecas” donde “El 300” había alcanzado liderazgos “apadrinado” por el Cártel de Juárez.

De mayo al mes de agosto de 2018, la fragmentación dejó 1 mil 66 muertos en esta ciudad, tras la conformación de “La Empresa” al mando de Garza Santana y el grupo autodenominado “Aztecas Vieja Escuela” con Eduardo Ravelo alias “El Tablas” a la cabeza, dicen datos de la FGE Zona Norte.

Con la detención de “El 300” en noviembre de 2018, sus subordinados buscaron alianzas para una mayor efectividad en la distribución de drogas en las colonias de esta ciudad.

De acuerdo con el fiscal Jorge Nava, en marzo de 2019 “Los Mexicles”, leales al Cártel de Sinaloa, se aliaron a “La Empresa” (del Cártel de Juárez) en marzo del año pasado, generando una división interna que en tres meses sumó 400 muertos.

En medio de esas disputas de grupos divididos, el autodenominado grupo “Artistas Asesinos” comenzó a ganar terreno por sí mismo en el narcomenudeo sobre la zona oriente, de acuerdo con los análisis oficiales.

Según los observadores, este grupo delictivo no obedece los intereses de los carteles que tienen presencia en la ciudad, sino que “se vende al mejor postor”.

Con o sin alianzas, las células delictivas se filtraron en cada una de las 966 colonias de Ciudad Juárez, consolidadas y marginadas, y dejaron a un lado las operaciones del tráfico internacional de drogas, del cual están a cargo unos cuantos que operan en los dos carteles tradicionales, según la FGE.

“En el caso del narcomenudeo mientras más se incrementa el número de consumidores aumenta el margen de operación y de utilidades de la delincuencia”, dijo el fiscal César Peniche. 

“Seguramente el tráfico de estupefacientes a los Estados Unidos sea de una dimensión análoga al narcomenudeo pero de esa actividad y las utilidades se benefician unos cuantos, comparado con el narcomenudeo, en donde los recursos ilícitos se distribuyen entre un mayor número de personas, entre todos los que intervienen como son los halcones, los vendedores, los distribuidores, los cobradores, los sicarios, los responsables de zonas, de regiones, los que la suministran, etcétera”, indicó el fiscal general de Chihuahua.

“La cadena delictiva del narcomenudeo es muy larga en comparación con el tráfico. Por eso es que se sostiene que las utilidades que genera son equiparables a las que maneja el tráfico”, indicó.

Zonas de penetración por grupos

Autoridades de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz informaron que el mapa delictivo georreferenciado del esquema organizacional de grupos que operan aquí el narcomenudeo apunta a que no ha habido variación desde el año pasado.

“La Empresa”, en alianza con “Los Mexicles”, opera en el 85 por ciento del territorio de Juárez, unas 800 colonias.

Su territorio de acción abarca prácticamente todos los sectores en la parte poniente y oriente de la ciudad, desde el sur hasta el norte.

El Valle de Juárez, de El Sauzal a El Porvenir (al margen del río Bravo), es operado únicamente por el Cártel de Sinaloa. El narcomenudeo lo representan pandillas identificadas como “Fuerzas Especiales Mexicles”, Nuevo Cártel de Juárez y Gente Nueva, todos afines a dicho cártel.

Estos grupos además se extienden hacia algunas colonias del nororiente de Juárez, como Riberas del Bravo, Águilas de Zaragoza, Manuel J. Clouthier, Tierra Nueva, entre otras que divide hacia el norte la avenida Santiago Troncoso, de acuerdo con el mapa georreferenciado oficial.

“Los Aztecas Vieja Escuela” tienen el control de la venta de drogas en un reducto del sector poniente que abarca unas 100 colonias, desde La Azteca hasta el sector Centro, de acuerdo con mapeos delictivos.

No más de 50 colonias del oriente son controladas por la pandilla “Artistas Asesinos” con autonomía, dicen los análisis oficiales discutidos en la Mesa de Coordinación entre autoridades.