Juárez

Dispararon vs ambulancia ante 15 visitantes del HG

Se hicieron bolita con los niños, fue algo rápido, narran testigos de la agresión

Staff/
El Diario de Juárez

viernes, 20 marzo 2020 | 06:00

Caminaba sobre la calle Fernando Montes de Oca, frente a la zona de Urgencias del Hospital General, cuando vio acercarse a una camioneta –una Cherokee gris, recuerda– con cuatro hombres en el interior.

Uno de ellos bajó el cristal polarizado de la puerta del asiento trasero y dejó asomar la punta de un arma larga, abriendo fuego contra una ambulancia que acababa de llegar con un policía herido y junto a la cual, dice un testigo del ataque que tiene 26 años, habría unas 15 personas, entre ellos unos cuatro niños.

“La doctora que estaba ahí iba pasando, ella no reaccionó en ese momento, se quedó parada, en shock; la familia que estaba a un lado de la rampa, ellos se quedaron también como en shock, nomás se hicieron como bolita con los niños; fue algo rápido”, dijo ayer el familiar de un paciente del hospital y que el miércoles presenció el ataque armado registrado alrededor de la una de la tarde.

La Fiscalía General del Estado recogió de esa escena criminal 14 casquillos de armas de tres calibres;  entre éstos 7.62 por 39, correspondiente a la metralladora AK-47 o “cuerno de chivo”, además de una pistola 9 milímetros. El saldo, indican datos de la FGE, fue de una agente de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, un paramédico, un guardia del hospital y una mujer civil heridos de bala, además de otro civil lesionado con esquirlas.

El blanco habría sido un agente de la Policía Municipal que fue atacado a balazos minutos antes en el exterior de la compañía Gas Natural, y que fue trasladado en una ambulancia a la unidad de Urgencias del nosocomio, ubicado sobre la misma avenida Paseo Triunfo de la República.

Pero junto a la ambulancia, dijeron ayer entrevistados en el exterior del hospital, había varias personas que, como medida preventiva ante la pandemia de coronavirus, habían sido desalojadas horas antes la sala de espera.

Por la lluvia, contaron, habían estado arrinconados debajo de la zona protegida con techo, pero poco después de la 1:00 de la tarde, y cuando escampó, empezaron a dispersarse para descansar del amontonamiento. Fue entonces que empezaron los balazos.

“Salí encarrerada porque mi yerno y mi esposo estaban afuera; estábamos esperando a que operen a una hija mía; en eso iban entrando corriendo porque ya se había ido la camioneta que había balaceado”, dijo una mujer de 56 años y que, como el resto de los entrevistados, pidió omitir su nombre.

“Yo volteé para ver a los niños, jalar a los niños porque estaban en shock los familiares, y en eso que tiran más detonaciones, y se cayeron los oficiales, la doctora, todos los que estaban ahí, en el suelo, heridos. Y metimos a todos ahí (a la sala de espera), se quedaron en shock y empujaban a los niños, y nos encerraron a todos, y ahí nos tuvieron hasta las 6:00 de la tarde”, agregó.

La zona de Urgencias del Hospital General fue uno de los siete puntos de la ciudad en los que el miércoles se registraron ataques armados contra agentes de diferentes corporaciones policiacas que dejaron cuatro personas asesinadas.

Ayer el acceso del hospital por la calle Fernando Montes de Oca permanecía cerrado con una camioneta de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, cuyos agentes vigilaban el ingreso por donde se registró el ataque. Otras decenas de personas esperaban ayer en el exterior de la puerta principal, sobre el Paseo Triunfo de la República.

De acuerdo con Arturo Valenzuela, director médico de la Secretaría de Salud en Zona Norte, la dirección del nosocomio estaba realizando un “análisis de lo sucedido” y un inventario de requerimientos, incluyendo la posibilidad de solicitar al Gobierno municipal cerrar la calle Fernando Montes de Oca y limitar el tránsito a unidades médicas.

“Tengo miedo de que lleguen otra vez; una nunca sabe cuándo le va a tocar también”, dijo otra entrevistada en el exterior y que ayer esperaba recoger el cuerpo de su padre, que falleció minutos antes del ataque.

“Acaba de fallecer mi papá ayer y salí a hablarle a mi mamá, y fue cuando sonaron los balazos”, dijo.

redaccion@redaccion.diario.com.mx