Juárez

‘Dios nos escuchó’

Extranjeros que desde hace hasta 20 meses esperan en Juárez celebraron ayer al saber que finalmente podrán cruzar la frontera

Cortesía

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 13 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Extranjeros que desde hace hasta 20 meses esperan en Ciudad Juárez su proceso de asilo político en Estados Unidos celebraron ayer al saber que finalmente podrán cruzar la frontera.

Lo anterior ya que ayer el Gobierno de Joe Biden anunció que a partir del próximo viernes 19 de febrero el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) comenzará a procesar a los individuos que fueron forzados a “Permanecer en México” bajo los Protocolos de Protección al Migrante (MPP). 

“Es una alegría muy grande que después de un año y seis meses que tengo aquí vamos a poder cruzar a Estados Unidos, Dios nos escuchó”, dijo ayer Nicol, una mujer de 19 años, originaria de Honduras. 

Según cifras de organizaciones estadounidenses desde enero de 2019 hasta enero de 2021 fueron retornados cerca de 70 mil extranjeros a México para que esperaran aquí su proceso de asilo político, más de 22 mil a Ciudad Juárez.

De acuerdo con el Gobierno de Biden, aproximadamente 25 mil individuos retornados bajo MPP mantienen sus casos abiertos. 

El último informe del Proyecto de Inmigración del Centro de Intercambio de Acceso a Registros Transaccionales (TRAC) señala que 3 mil 272 migrantes han estado presentes en todas sus audiencias en la Corte de Inmigración de El Paso, Texas, y 7 mil 850 todavía están en espera de su primera audiencia ante el juez en la vecina ciudad, por lo que se estima que dicha cantidad podría permanecer en Juárez o regresarán ante el anuncio del Gobierno de Biden.

Una de ellas es la mamá de Nicol, quien hace dos meses decidió irse a Chiapas para reencontrarse allá con su esposo y su hijo menor, pero al saber que ya podría pasar regresará la próxima semana con Nicol, quien se encuentra en un albergue de la ciudad.

Nicol estudiaba Informática en Honduras, donde su mamá era maestra, pero ambas tuvieron que huir al ser amenazadas. Luego, al llegar a Juárez fueron secuestradas, lo que le ha provocado depresión y ansiedad, confesó.

“Aquí he aprendido y me ha ayudado a tranquilizarme cuando me pongo mal”, dijo la joven, quien arribó a esta frontera con 17 años, pero ya cuenta con 19 años. 

“Alán”, de 20 años, tuvo que huir de Honduras tras ser amenazado, y logró cruzar días antes de que cerraran la frontera a causa de la pandemia de Covid-19, pero fue citado ante la Corte de Inmigración de El Paso hasta el 19 de agosto de 2021. “Es una gran felicidad porque pues aquí sí se sufre poquito, y el saber que uno no puede hacer nada es triste. Mi mamá está alegre porque como ya voy a poder trabajar en Estados Unidos…”, dijo el menor de siete hermanos, quien trabajaba en Centroamérica como albañil. 

El Gobierno de Estados Unidos informó ayer que la nueva medida se trata de la fase uno de un programa para restaurar el procesamiento seguro y ordenado en su frontera suroeste. 

“Las personas no deben tomar ninguna acción en estos momentos, y deben quedarse donde se encuentran en espera de nuevas instrucciones. Pronto anunciaremos un proceso de registro virtual al que se podrá acceder desde cualquier parte. Una vez que se hayan registrado, se le dará información adicional a los individuos que califiquen sobre el lugar y la fecha que se deben presentar. Las personas no se deben acercar a la frontera hasta que se les instruya que deben hacerlo”, señaló DHS.

“Como lo ha dejado en claro el presidente Biden, el Gobierno de Estados Unidos está comprometido a reconstruir un sistema migratorio seguro, ordenado y humano”, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas. 

“La acción más reciente es otro paso en nuestro compromiso por reformar las políticas migratorias que no están alineadas con los valores de nuestra nación. Especialmente en la frontera, sin embargo, donde las preocupaciones de capacidad continúan siendo graves, los cambios tomarán tiempo. Los individuos que no sean elegibles bajo esta fase inicial deben esperar más instrucciones y no viajar a la frontera. Debido a la actual pandemia, las restricciones en la frontera se mantienen y se aplicarán”.

Bajo un enfoque de todo el Gobierno, DHS, el Departamento de Estado y el Departamento de Justicia colaborarán con socios internacionales -incluyendo el Gobierno de México y organizaciones internacionales y no gubernamentales- para procesar a los individuos elegibles para que continúen sus casos en Estados Unidos.

Este nuevo protocolo aplica a individuos que fueron retornados a México bajo el programa MPP, y cuentan con casos pendientes ante la Oficina Ejecutiva para la Revisión Migratoria (EOIR por sus siglas en inglés). Individuos fuera de Estados Unidos que no fueron retornados a México bajo MPP, o no cuentan con casos de migración activos ante la corte, no pueden participar en este programa y deberán esperar nuevas instrucciones. De forma similar, aquellos individuos en los Estados Unidos con casos activos de MPP, recibirán instrucciones por separado en el futuro próximo.

Este anuncio no debe ser interpretado como una invitación para que las personas migren de forma irregular a los Estados Unidos. Los individuos seleccionados sólo podrán entrar a través de determinados puertos de entrada y en horarios establecidos. Brindaremos instrucciones en los próximos días sobre cómo los individuos con casos activos de MPP podrán registrarse de forma remota para continuar su proceso. Aseguraremos el cumplimiento de las leyes de inmigración y adoptaremos las medidas de seguridad fronteriza durante todo el proceso, se destacó a través de un comunicado de prensa federal.

“Los Estados Unidos y nuestros socios emplearán todas las medidas de seguridad preventivas en concordancia con las indicaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), incluyendo el uso de mascarillas y la sana distancia. A los individuos procesados a través de este programa se les realizará la prueba de Covid-19 antes de entrar a los EU”, agregó.

El Departamento de Seguridad Nacional sólo procesará a individuos de acuerdo con su capacidad de hacerlo de forma segura y cumpliendo cabalmente con sus importantes misiones en materia de seguridad nacional, comercio, y facilitación de viajes.