Juárez

Devoción por la Virgen del Carmen

Realizan fiesta patronal con misas e imposición de escapularios; restringen las danzas de matachines

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

sábado, 17 julio 2021 | 06:00

Omar Morales / El Diario de Juárez | Imágenes de la Virgen del Carmen y el Buen Pastor

Ciudad Juárez— Con las celebraciones de la misa y la imposición de escapularios, además de la venta de platillos para llevar, los feligreses de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen celebraron ayer la fiesta patronal a la Virgen.

A diferencia de años anteriores, en esta ocasión faltaron las tradicionales danzas de los matachines y otras actividades, para evitar aglomeraciones ante la contingencia sanitaria por Covid-19, pero la fiesta religiosa se llevó a cabo de manera normal, aunque con menos aforo en cada ceremonia eucarística, de acuerdo con lo que dieron a conocer integrantes de la Orden de las Carmelitas, organizadoras del evento.

Después del Rosario de aurora que se rezó a las 7:00 de la mañana, se celebró la primera misa del día a las 8:00 de la mañana, luego otra a las 10:00, a las 12:00 del mediodía y la última a las 6:00 de la tarde, presidida por el obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos.

Como parte de la celebración, después de cada misa se llevó a cabo la imposición de los escapularios por el párroco Armando Benavides, en tanto que al terminar la eucaristía de las 6:00 de la tarde, el obispo Torres Campos procedió a la coronación de la Virgen.

Se desborda el fervor pese a restricciones

Como parte de la fiesta patronal, la Orden de las Carmelitas se encargó de la elaboración de enchiladas, menudo, hamburguesas y tamales, platillos que se hicieron para llevar, con el propósito de seguir las recomendaciones de las autoridades del Sector Salud y evitar aglomeraciones ante la pandemia.

La parroquia de Nuestra Señora del Carmen es considerada una de las comunidades católicas con mayor tradición en Ciudad Juárez, y para celebrar la fiesta patronal se dio aviso con tiempo de las actividades que se harían, especialmente las celebraciones de la eucaristía, el rosario y la bendición de los escapularios, además de la venta de alimentos para llevar.

En años pasados, desde los primeros minutos del día empezaban las actividades de la fiesta patronal con las danzas de los matachines, para luego seguir con las ceremonias de la eucaristía en varias ocasiones durante el día, y como complemento la participación en la kermés, pero ahora fue diferente, comentaron asistentes de la parroquia.

El templo de Nuestra Señora del Carmen se encuentra en la colonia Del Carmen, al poniente de la ciudad, tiene 72 años de que fue construido y 71 como parroquia.

El 20 de agosto de 1950 el sacerdote Baudelio Pelayo, en representación del obispo de Chihuahua, firmó el documento con el cual se erigió como parroquia y nombró al primer párroco, Jesús Grijalva.

A principios de los 70 se le cambió la fachada al templo, que cuenta con cantera y ladrillo, pero en el 2005 lo remodelaron y le colocaron en la parte más alta dos imágenes de cantera de 1.50 metros de alto, la Virgen del Carmen y la del Buen Pastor.

En la sacristía de este templo se tiene una imagen que significa la protección de la Virgen a la orden de Carmelo, que es una réplica del siglo XV.

El 22 de abril de 1951 fue inaugurado el órgano de la parroquia, el cual tuvo un costo de mil 224 dólares.

Las puertas de madera del templo fueron labradas por el señor Liborio Pelayo Gómez, hermano del sacerdote Baudelio Pelayo. 

lcano@redaccion.diario.com.mx

close
search