Despedidas de Ichmujeres acuden ante Derechos Humanos

Acusan por destituir vía telefónica y sin indemnizar a siete trabajadoras que tenía colocadas como especialistas

Javier Olmos
El Diario de Juárez
martes, 05 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— El Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres) despidió vía telefónica y sin indemnizar a siete trabajadoras que tenía colocadas como especialistas en el Centro de Justicia para la Mujer (Cejum) en Juárez, denunció una de las afectadas.

“Por medio de una llamada se me avisó que el Estado no tenía dinero para pagarme y ni las gracias me dieron”, expuso Flor Hinojos, extrabajadora social del Ichmujeres despedida a inicios de este año.

En enero la titular del Ichmujeres en el Estado, Emma Saldaña, confirmó la baja de siete abogadas, trabajadoras sociales y psicólogas en esta ciudad debido al recorte de recursos federales del Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (Paimef).

“Lo que voy a pedir en una denuncia formal ante las instancias correspondientes es que se nos liquide conforme a la ley”, manifestó.

Hinojos indicó que en enero presentó denuncias ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) contra la encargada del Cejum, Maura González, por violencia verbal y amenazas.

“Sufrí de agresiones y violencia, con ella fue la violencia totalmente fuerte, de comentarios denigrantes hacia varias compañeras y mi persona, porque obviamente no nos quería ahí”, señaló.

En el oficio entregado a la Conavim, la quejosa señala que a partir de la llegada de González a la dependencia en junio de 2018, se vio afectada por comentarios, observaciones y actitudes que le generaron violencia laboral y psicológica.

La CEDH asignó el oficio CJSGR09/2019, el 22 de enero pasado, a la queja en la que se pide la intervención de Saldaña ante las violaciones a derechos humanos que sufrió de González.

Emma Saldaña dijo que tuvo conocimiento de las quejas, pero “según sabe, se solucionaron”. “Yo tenía conocimiento de que estaban muy estresadas porque Maura no tenía experiencia en el cargo, pero yo tampoco la tenía cuando me nombraron”, manifestó.

Admitió que a las empleadas despedidas no se les liquidó, pero dijo: “no es por mala intención, sino porque no tengo recursos para pagarles”.