Juárez

Desde hace 20 años, Juárez busca control de la JMAS

Promesas de campaña no logran cristalizarse

Francisco Luján
El Diario de Juárez

lunes, 20 septiembre 2021 | 08:59

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez | El presupuesto de la dependencia este año es de casi 2 mil 300 millones de pesos

Solicitar al Estado el traspaso de la JMAS al Municipio de Ciudad Juárez es una de las demandas más sentidas de los fronterizos durante más de veinte años; dicha petición recobra interés durante las campañas electorales y en la toma de posesión de los nuevos gobiernos.

La transferencia del organismo estatal al ámbito del Gobierno municipal, es un derecho consagrado en la Constitución Política que reconoce el respeto a la autonomía municipal e independencia en la prestación de servicios públicos como el suministro de agua potable, drenaje y  saneamiento.

La demanda del actual presidente municipal, Cruz Pérez Cuéllar, de la transferencia de la JMAS a la esfera municipal, se suma al mismo reclamo que en su momento presentaron sus antecesores de todos los partidos políticos e incluso durante la gestión “independiente”.

Las primeras gestiones

En diciembre de 1999 se publicó el decreto por medio del cual se reformó y adicionó el artículo 115 constitucional. 

Desde entonces se estableció que los Ayuntamientos tendrían la facultad para aprobar leyes y reglamentos, tendientes a que los municipios tuvieran mayor autonomía e independencia.

En el 2001 las autoridades de Juárez, por conducto del alcalde Jesús Alfredo Delgado Muñoz, interpusieron una controversia constitucional ante la SCJN, con el fin de prestar el servicio de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales.

En julio de 2005 la Suprema Corte resolvió declarar procedente la controversia constitucional en contra del Congreso del Estado, para lo cual en un año deberían de realizarse las adecuaciones legales. En ese entonces el priista Patricio Martínez gobernaba la entidad.

Luego de siete años de controversias entre el Estado y Municipio de Juárez, el Congreso estatal aprobó por mayoría la Ley de Transferencia de las Funciones y Servicios Públicos Municipales, legislación que regula el traspaso de la JMAS, pero condicionado al pago de los activos.

El entonces candidato de la Alianza por Chihuahua (PRI-Nueva Alianza), José Reyes Baeza, dijo que el Congreso del Estado no sólo debía transferir la operación de la JMAS al Municipio de Juárez, sino el presupuesto de inversión para que tenga la posibilidad de generar sus propias obras y cubrir las demandas de los juarenses.

Sin embargo, durante su sexenio se evadió con esta responsabilidad legal, misma que los candidatos priistas a puestos de representación popular firmaron ante un notario público. En el camino para cristalizar el traspaso hubo evasivas y condiciones.

Gobierno Murguía-Baeza

El alcalde Héctor Murguía Lardizábal (primer período 2004-2007) declaró que iba a negociar los términos de la transferencia con el gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, al considerar que deberíamos tener cuidado para “no darnos balazos en los pies”. Esto en alusión a los grandes retos e inversiones que tiene por delante el organismo operador del servicio de agua.

En su toma de protesta Murguía exigió al gobernador la administración de la JMAS y luego lo ratificaría en un acto público. “Que no nos traten como niños chiquitos; el espíritu del artículo 115 constitucional es muy claro sobre quién debe manejar el servicio del agua potable”, expresó.

El alcalde José Reyes Ferriz sólo consideró interponer una controversia constitucional en contra de la mayoría priista del Congreso del Estado por condicionar la municipalización de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) al pago millonario de sus activos, muebles e inmuebles, por un monto aproximado a los 2 mil millones de pesos.

Para el presidente municipal de origen priista Enrique Serrano Escobar, este tema no tuvo relevancia en su agenda ni en sus prioridades de gobierno en el período del gobernador César Duarte Jáquez.

El presidente independiente, Armando Cabada Alvídrez, revivió la antigua demanda hacia al gobernador Javier Corral Jurado, sin embargo durante los últimos cinco años no recurrieron a acciones formales significativas.

De las 10 principales propuestas de Corral, en el primer día de su campaña electoral, ofreció a los juarenses transferir la JMAS a Ciudad Juárez, pero como gobernador respondió: “Por ahora no lo tenemos pensado”.

El presidente Pérez Cuéllar expuso que la transferencia de la Junta es un tema constitucional y que una de las ventajas es que el Gobierno de la ciudad con una mejor coordinación construiría y repararía calles al mismo tiempo que excavaría zanjas, lo que supone un mejor cuidado y protección del pavimento.

“Es un tema del Municipio Libre y simplemente se tiene que cumplir con la Constitución”, manifestó el presidente quien retomó el añejo reclamo de muchos juarenses.

Según la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), para el año 2021 a la JMAS se le asignó un recurso anual de 2 mil 292 millones 893 mil 500 pesos, mientras que de acuerdo con el Presupuesto de Egresos para el estado de Chihuahua, el municipio de Juárez recibió para el mismo período 5 mil 508 millones 699 mil 656 pesos, por lo que el monto otorgado a la descentralizada representaría el 41.6% de lo destinado para esta frontera. 

El 16 de septiembre, Pérez Cuéllar informó que el Municipio prepara, a través del Ayuntamiento, la petición formal de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS). 

“Queremos cumplirle a los juarenses, estamos trabajando con la Secretaría del Ayuntamiento para hacer la solicitud formal a través del honorable Cabildo. Obviamente no está en nuestras manos, pero tenemos que hacerlo, creo que es un tema que obliga la Constitución”, declaró. 

Marzo de 2001

• Reforman el 115 Constitucional y dan más poder a los municipios. El Cabildo podrá prestar servicios que no le 

competían antes

Septiembre 2001

• El alcalde Gustavo Elizondo Aguilar anuncia que se entablará una controversia si el gobernador Patricio Martínez se niega a transferir la JMAS

• El conflicto derivó en una controversia constitucional, iniciada por el presidente Jesús Alfredo Delgado Muñoz

• El Ayuntamiento autorizó la presentación de una controversia constitucional contra el Gobierno del Estado, para que ceda al municipio de Juárez la Junta Municipal de Agua y Saneamiento. Con el voto en contra de la fracción priista, fue aprobado por el punto de acuerdo

• La Secretaría del Ayuntamiento presentó ante la SCJN, la controversia constitucional contra el gobernador Patricio Martínez para que entregue la JMAS al Municipio

2003

• El gobernador Patricio Martínez con el apoyo del Congreso del Estado, responden a la Controversia motivada por el control de la JMAS, y argumentan que el Municipio de Juárez no tiene capacidad técnica ni financiera para asegurar los servicios del organismo

2004

• La SCJN abre un período de pruebas y cada ente de gobierno, incluso la SCJN, contrata a peritos para que elaboren estudios que demuestren si el gobierno local tiene capacidad de gestión de la JMAS.

2005

• Regidores de los partidos políticos, PAN y PVEM se pronunciaron a favor de que la administración municipal que encabeza Héctor Murguía Lardizábal de seguimiento a la controversia constitucional para que la JMAS pasara a la esfera municipal.

2007

• Después de varios de litigio en mayo del presente año, la SCJN falla el diferendo a favor del Municipio de Juárez.

2007-2021

• Desde entonces la JMAS no ha sido traspasada no obstante el mandato legal que lo ordena y pese a que dicho  ofrecimiento ha sido reiterado en las campañas electorales; incluso, en los contenidos de los planes de gobierno  y declaraciones de los gobernantes en turno.

close
search