Juárez

Descubren corrupción en concurso de EcoBús

Funcionarios estatales intervinieron para favorecer a empresa en licitación para adquirir nuevo sistema de recaudo

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Uno de los paraderos ubicados sobre el eje vial

Javier Olmos
El Diario de Juárez

lunes, 26 octubre 2020 | 09:07

Debido a que se detectó la intervención de funcionarios estatales para favorecer a una empresa, la licitación para adquirir un nuevo sistema de recaudo para la primera ruta troncal del EcoBús Juárez, por más de 56 millones de pesos, tuvo que ser cancelada.

Las presuntas inconsistencias quedaron registradas en las actas del proceso licitatorio FPFC-CA-011-2020 del Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua.

En ellas se leen las observaciones plasmadas por un testigo social y el representante de una de las tres compañías participantes inconforme, además de la narrativa del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del fideicomiso.

Los participantes fueron Idear Electrónica S.A. de C.V.; Ingeniería y Servicios ADM S.A. de C.V., así como Conduent Solutions de México S. de R.L. de C.V., esta última proveedora del sistema de recaudo para la ruta de la capital del estado.

Aunque las especificaciones técnicas y demás requisitos licitatorios del concurso público se detallaron en las “Bases”, los representantes de Transporte del Estado querían que éstas se ignoraran.

En las actas se indica que tras el proceso de visitas a las estaciones, el 6 de octubre se llevó a cabo una reunión previa con personal de la Dirección General de Transporte, de la Operadora de Transporte, de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, y de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas. 

En dicha reunión se comentó, se lee en el acta, que personal de la dirección de transporte informó que se requerían más accesorios a los especificados en las bases, que en primera instancia no se habían indicado y por tal motivo no fueron requeridos como objeto de la licitación, y tampoco fueron incluidos en el anexo técnico.

Asimismo, que ya no se requerían los gabinetes de racks, dado que, “en las visitas que se hicieron a las estaciones, se percataron de que ya se encontraban instalados, por lo que proponían que se eliminara del anexo técnico dicho concepto y sustituirlo por cámaras comerciales de seguridad para salvaguardar el equipo de vandalismo”.

Ahí se asienta que el fideicomiso dejó claro que no se podía adicionar algo más que no se hubiera autorizado por el comité técnico.

El comité de adquisiciones estableció que, a raíz de lo expuesto, se analizó cancelar con la licitación, dado que hubo inconsistencias como: con base al protocolo de pruebas, se hizo el conocimiento de los licitantes que el protocolo únicamente aplicaría al licitante ganador una vez notificado el fallo correspondiente.

Lo anterior, puesto que, supuestamente, de realizarlo ahí, implicaría un gasto considerable para las empresas para trasladar el equipo y sumándole a tal situación que las estaciones no cuentan con red de telecomunicaciones ni con el suministro de energía suficiente para realizar el protocolo de pruebas, incluso algunas no cuentan ni con energía eléctrica.

También indicó que después de la junta de aclaraciones, el personal de la misma dependencia de transporte hizo saber que el equipo solicitado requería contar previamente con un protocolo de escritura, el cual no se tiene y que el hecho de no contar con él, pondría en desventaja a las empresas que participaban.

“Ahora bien, el hecho de solicitar a los participantes en este concurso público de que el equipo reúna condiciones especiales, se advierte que solo una compañía lo puede cumplir y que en ese sentido se estaría limitando la participación, así como dejando fuera de la competencia y en desventaja a los demás participantes”.

Roberto Vega Valenzuela, de la empresa Idear Electrónica, asentó también que la decisión de que el protocolo de pruebas se haga hasta que se dictamine un ganador era incorrecta, ya que no tuvo caso publicar bases si esto no se informaba en las mismas.

“Considero que este procedimiento sólo se está llevando a cabo para alguien a quien ya se sabe que se le va a adjudicar”, expuso.

“En segundo lugar, se había mencionado al principio de la junta de aclaraciones que eran dos empresas las que estaban para efecto de las preguntas y se incorpora una más. Pregunta si esa empresa estuvo en el recorrido”, añadió.

Asís Navarro, el testigo social, señaló que interpondrá este lunes una denuncia formal en la Secretaría de la Función Pública, “pues alguien trató de dirigir la licitación para favorecer a uno de los participantes, mismo que es el que les da soporte en Chihuahua y tienen contrato con esa compañía que aparentemente querían favorecer”. (Javier Olmos / El Diario)