Juárez

Describen con fotos su ‘sueño americano’

Menores migrantes, no acompañados, forman parte del ‘Verano creativo’ donde aprenden de fotografía surrealista y contemporánea

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

viernes, 09 julio 2021 | 06:00

Cortesía | una de las obras realizadas por los menores Cortesía | Imágenes realizadas por los adolescentes

Ciudad Juárez— A través de técnicas mixtas, adolescentes que llegaron solos hasta Ciudad Juárez para cruzar a Estados Unidos, aprenden de la fotografía surrealista y contemporánea de la mano de la fotógrafa y gestora cultural, Ogla Liseth Olivas (Hoglá).

Se trata de 13 menores no acompañados, de entre 13 y 17 años de edad, originarios de Nicaragua, Honduras y Guatemala, quienes formarán parte durante seis días del “Verano creativo” de Alas y Raíces Chihuahua, dentro del albergue México mi Hogar. 

“Es un proyecto por parte de la Coordinación Nacional de Cultura Infantil, del programa Alas y Raíces Chihuahua, ellos me invitaron a desarrollar un taller de fotografía y por iniciativa mía solicité acceso al albergue México mi Hogar, para trabajar esta semana; yo trabajo programas de fotografía para adolescentes en situación de reclusión y albergues y con niños, niñas y adolescentes migrantes”, explicó la especialista en cultura infantil.

Desde el lunes 5 hasta el sábado 10 de julio, la artista juarense trabajará con los menores migrantes para ofrecerles una alternativa diferente a lo que están viviendo, ya que son adolescentes que se encuentran albergados porque no pudieron lograr el llamado “sueño americano”.

Expresan sus emociones, sentimientos y vivencias

“La creación fotográfica te permite expresar emociones, sentimientos, vivencias. Y yo pensé en ofrecer esta alternativa, que es el arte y la cultura, para efectos vivenciales, yo sé que ellos viven una situación muy particular, personal y quise ofrecer este proyecto esta semana para que tuvieran un espacio de esparcimiento, de creación, un espacio significativo en la parte de creación libre”, detalló. 

Aunque el lunes que comenzaron algunos manifestaron que no iban a poder sacar adelante el taller, apenas un día después estaban sorprendidos de lo que habían logrado.

“¡Oh, soy creativo!”, dijo uno de ellos cuando terminó de intervenir una fotografía, relató Hoglá.

“Se han ido incorporando y abriendo más, al iniciar se sienten bloqueados y luego va fluyendo la dinámica, yo les doy las herramientas, la explicación y los materiales los llevo yo. Y ellos trabajan de manera libre”, explicó quien forma parte de Alas y Raíces Chihuahua desde 2011, llevando el arte y la cultura a menores de edad. 

“El arte puede ser bello, feo, a veces grotesco, pero también nos permite expresar emociones positivas y negativas… yo no les pregunto, por el protocolo, pero de repente expresan cosas como: me gustaría estar en Nueva York, yo quisiera estar en Estados Unidos, yo quisiera estar con mi familia o me gustaría estar en Guatemala”. A través del arte siguen resignificando su identidad de “quien soy yo”, eligiendo las imágenes que quieren intervenir o su color favorito.

“Me siento contenta, satisfecha, soy muy empática y muy sensible a las emociones de los demás y el arte nos permite crear otras realidades, nos permite trabajar nuestras emociones también plasmándolo mentalmente, que se va fusionando con la parte creativa e imaginativa”, destacó la juarense.

close
search