Juárez

Desconocen a dónde dirigirse por ayuda

Más de la mitad de las personas en esta ciudad no sabe a dónde dirigirse si alguna persona de su familia tiene coronavirus

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

martes, 23 junio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Más de la mitad de las personas en esta ciudad no sabe a dónde dirigirse si alguna persona de su familia tiene coronavirus, demostró un reciente estudio de la UACJ.

Con 560 cuestionarios enviados aquí a la sociedad en general por académicos a través de redes sociales para conocer las condiciones de aislamiento social, se detectó además que en zonas periféricas no se dio el escenario propicio para poder quedarse en casa.

Además de que fallaron los canales de comunicación oficial para penetrar en la mitad de la población respecto a información del Covid-19, en sectores alejados se batalló hasta para conseguir alimentos, además se complicó cumplir con el aislamiento social por la falta de servicios.

El estudio se realizó también simultáneamente en varias partes del país, encabezado por la UNAM, y se titula “Condiciones de habitabilidad de las viviendas y del entorno urbano ante el aislamiento social impuesto por el Covid-19”.

Los resultados locales estuvieron a cargo de investigadores de la UACJ y del Colef, que comenzaron a aplicar los cuestionarios a partir del 25 de abril. 

En la pregunta directa de si se conocía algún número telefónico para recurrir en caso de que algún miembro de la familia se contagie de esta enfermedad, el 52. 1 por ciento de los entrevistados en esta ciudad dijo que no y el 47.5 por ciento respondió afirmativamente, según los datos encontrados.

Comparativamente, la población en la Ciudad de México dijo en un 73 por ciento saber a qué numero llamar para asistencia. 

Otro aspecto relevante que se destaca en la encuesta local es que aun cuando la mayoría de las personas estuvo en aislamiento, la inseguridad por violencia social estuvo presente y agregó más temor y preocupación en medio de la crisis sanitaria, según se expresa.

El “quédate en casa” se vivió de forma diferente entre los habitantes de esta ciudad, pues hubo familias donde les fue complicado el resguardo domiciliario debido a su entorno.

Esto último se reflejó más en las viviendas de interés social, alejadas de lugares de abasto de alimentos, sin opción de entrega de mercancías a domicilio, con poca o nula conectividad, según los académicos.

Se complicó en las casas sin espacios para los ocupantes donde se dificulta disponer de servicios básicos como agua entubada en baño y cocina, drenaje y electricidad.

En las zonas habitacionales con disponibilidad de espacios abiertos contiguos a la vivienda, como patios, jardines, pasillos, que dan más amplitud y extensión, la cuarentena se sobrellevó más fácilmente.

En estos últimos sectores 7 de cada 10 personas respondieron que en estos días de pandemia se la pasaron viendo Netflix, en tareas domésticas y trabajando en línea.

El trabajo en casa se cargó más hacia las mujeres durante el confinamiento, dice este estudio. Las personas entrevistadas (en casi todas las ciudades) afirmaron que son mujeres las que realizan las tareas domésticas.

Se sumó a ellas el apoyo que deben brindar a los niños, sobre todo de menor edad, para realizar las actividades escolares en línea o en televisión. “También son quienes asumen de manera predominante el cuidado y entretenimiento de menores o adultos mayores”, dice el análisis.

En muchos hogares trabajar y estudiar en casa fue difícil. Esto porque supone una redistribución del espacio original de la vivienda, lo cual es muy problemático no sólo porque existen limitaciones del espacio físico, sino que realizar esas y otras actividades requiere concentración, y trabajar en línea cuando se cuenta con una computadora y con conectividad, la cual por lo general debe ser compartida por varios miembros de la familia.

En resumen, los investigadores encontraron la necesidad de una mayor difusión oficial al tema del Covid-19 y que se den apoyos financieros a las personas de bajos recursos que se vieron afectados seriamente por la pandemia ante la necesidad de afrontar sus gastos.

Se hace hincapié en la urgencia de apoyos psicológicos entre la población local y que se atienda la movilidad con mayor supervisión en el transporte, que puede ser una fuente de contagio.

mvargas@redaccion.diario.com.mx