Juárez

Descartan que propuesta sea clave para bajar delitos

Mejorar la procuración de justicia tendría mayor impacto que imponer nuevamente la prisión vitalicia, de acuerdo con la opinión de abogados y de la Mesa de Seguridad

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

jueves, 30 julio 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Mejorar la procuración de justicia tendría mayor impacto que imponer nuevamente la prisión vitalicia, de acuerdo con la opinión de abogados y de la Mesa de Seguridad. 

La propuesta de la Fiscalía General del Estado (FGE) de imponer cárcel de por vida a quienes cometan tres o más asesinatos, aparte de ser un proceso complicado –porque requiere reformas en el Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP)– no sería la clave para bajar la estadística de homicidios dolosos en esta ciudad, según las observaciones que se hicieron al planteamiento anunciado el pasado martes por el fiscal Jorge Nava López. 

Eduardo Mariscal, presidente de la Federación Estatal de Abogados Zona Norte, opinó que está demostrado que el aumento en las penas no inhibe los delitos.

“Así les pongan mil años a las penas, si existe impunidad de qué sirve”, cuestionó el abogado penalista.

Dijo que hay una procuración de justicia deficiente y eso se explica con las 50 ó 60 condenas por homicidio que se han emitido el presente año ante más de mil asesinatos acumulados.

“Todas (las sentencias) se quedan en el camino, por detenciones ilegales, pruebas insuficientes o inventadas, entre otras fallas al debido proceso, por la impreparación en las actuaciones de las policías y del Ministerio Público que todo judicializa aun cuando los casos se van a caer ante el juez”, dijo.

“No hay Policía profesional, no hay un Ministerio Público como institución de buena fe y de nada serviría implementar penas vitalicias que incluso se mencionan en el artículo 127 del Código Penal de Chihuahua y que se manejan como un derivado de penalidades de 50 ó 70 años de prisión acumulables por homicidio”, agregó Mariscal.

A su vez, Gabriel García Otamendi, maestro en Derecho Penal, dijo que se entiende el espíritu de la propuesta para inhibir la incidencia de homicidios, como se hizo con las extorsiones en el sexenio de César Duarte.

No obstante, añadió, la pena vitalicia no resuelve nada, es inconstitucional y contraviene diversos tratados internacionales que México ha suscrito en materia de derechos humanos.

Comentó que, como medida disuasiva, aumentar la pena de prisión a ese nivel, implicaría que los abogados ganen amparos en el fuero federal contra estas condenas, porque el artículo 22 constitucional dice que quedan prohibidas las penas de muerte, inusitadas o trascendentales.

“El motivo lo entendemos, ha aumentado el número de homicidios y se busca inhibir, pero en la realidad vemos que muchas personas (homicidas) no se inhiben”, apuntó Otamendi.

Isabel Sánchez, presidenta de la Mesa de Seguridad, dijo que la propuesta de pena vitalicia es buena, siempre que vaya acompañada de una correcta procuración de justicia.

“No es suficiente con reformas a la ley, sino enfocar el sistema (judicial), meter gente a la cárcel en forma correcta para que tenga sentencia; quizá no sea necesario (las penas vitalicias) si tuviéramos procesos más efectivos en contra de los asesinos, respetando los derechos humanos de las personas”, agregó.

El abogado penalista José Miramontes, dijo que esa propuesta que se pretende no deja de ser una intensión, porque es poco factible.

“Existen cerca de 60 sentencias por cada mil homicidios; hay que lograr la efectividad en los asuntos que se tienen y abatir la percepción social de impunidad, buscando la eficiencia en la Fiscalía”, dijo.

José Antonio Navarro Castañeda, representante de la Asociación de Abogados Penalistas, dijo que hay un error de apreciación en el área jurídica de la FGE, porque la pena vitalicia aún está vigente en el Código Penal del Estado.

“Aún se puede solicitar que se impongan esas penas; es un tema contradictorio, a todas luces violatorio de derechos humanos”, expuso.

mvargas@redaccion.diario.com.mx