Juárez

Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

Desaparición forzada: el flagelo que persiste

Hace 2 años Juan de Dios Robles intentó cruzar a EU y desde ese día su familia ya no supo nada de él

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

lunes, 30 agosto 2021 | 06:00

Omar Morales / El Diario de Juárez | Victoria y Sandra continúan en la búsqueda de su familiar

Ciudad Juárez— El 13 de noviembre de 2019, Juan de Dios Robles, de 37 años, quería cruzar como indocumentado a Estados Unidos después de que había sido deportado de ese país, donde trabajaba. Le dijo a su hijo de entonces siete años de edad que se iría, pero que le mandaría dinero para una tablet, sin embargo, desde entonces se encuentra desaparecido.

Su hijo de ahora nueve años, a quien durante algún tiempo su familia le ocultó lo que ocurría, dice que no importa que no le mande la tablet que le prometió y que lo único que quiere en la vida es volver a verlo, aseguran Sandra y Victoria, hermanas de Juan de Dios.

Juan es una de las más de 3 mil 400 personas que se encuentran desaparecidas en el estado de Chihuahua, de acuerdo con cifras de la Fiscalía General del Estado.

La exigencia de dinero que le hicieron a su madre a cambio de su libertad, al parecer por presuntos coyotes, quienes no volvieron a comunicarse, es lo que para su familia disminuyó las esperanzas de encontrarlo con vida.

Sus hermanas explicaron que junto con Juan de Dios, otras cinco personas, entre ellas dos mujeres, pretendían cruzar la frontera; se fueron juntos para que ir más seguros y se dirigieron en camión a la Plaza de Zaragoza.

“Pero en la tarde llegó una persona a la casa de mi mamá a decirle que si tenía dinero y mi mamá le preguntó qué dinero, de qué, y le dijo que porque le habían hablado a ella para decirle que los tenían en el Valle pero que necesitaban dinero para soltarlos, le dijo mi mamá que no tenía dinero y le dijeron que no le marcaran a mi hermano a su teléfono porque la persona que le había hablado había quedado de comunicarse otra vez, pero ya se fue la señora y ya no supimos qué pasó, si volvieron a hablar o no, y desde entonces ellos ya no volvieron ni se han comunicado, los teléfonos están apagados”, narró Sandra.

Las hermanas consideraron que la exigencia de dinero pudo haberse realizado por las mismas personas que contrataron para que los cruzaran a El Paso, ya que de las otras cinco personas tampoco se ha tenido ningún rastro.

Mencionaron que desde entonces la vida de la familia cambió totalmente, se acabaron los festejos de cumpleaños y todo tipo de celebraciones.

“Pensando dónde está, cómo está, qué le hicieron, si ya comió… nuestras vidas cambiaron por completo, para toda la familia, porque nosotros sabemos que él andaba bien, que él era apegado a nosotras, daba la vida por sus hermanas, por su mamá. Es muy difícil esto”, dijo Victoria en medio del llanto.

Mencionaron que aunque al niño intentaron ocultarle lo que ocurría, no tuvieron más respuesta a sus preguntas y se percató de que algo malo sucedía, sobre todo cuando vio la pesquisa.

“Él andaba preguntando por todos lados por su papá y por qué nos veía llorando, el niño investigó hasta que encontró, dice que nos mira extrañas, él mira en el teléfono y dice que su papá sale ahí, al principio le decían que era una invitación pero no, él sabe que es una pesquisa porque dice que esas las pegan cuando una persona está desaparecida”, mencionó.

Dijo que ahora recibe terapia psicológica, lo cual le ha ayudado a estar tranquilo, ya que ahora guarda la esperanza de que lo van a encontrar.

“Ahora está más tranquilo porque al principio decía que su papá a lo mejor ya no lo quería, que a lo mejor estaba enojado con él porque no le hablaba; como mi hermano días antes de irse le dijo que le iba a mandar para una tablet, él decía ‘qué tiene que mi papi  ya no me traiga nada, pero nomás con que me hable’. Eso nos decía”, dijo Sandra.

“A mí me abraza y me dice, tía ¿y mi papá?’. N’hombre, yo soy bien llorona, no puedo ocultar mi dolor; igual mi mamá, se le rompe el corazón”, agregó Victoria.

Mencionaron que aunque en las instalaciones del Servicio Médico Forense cuentan con muestras de ADN para cotejarlas con cadáveres no identificados, hasta el momento no se les ha comunicado que alguno de los cuerpos coincida.

Refirieron que cuando piden información en la Fiscalía de distrito Zona Norte, les indican que deben ir a Práxedis G. Guerrero, donde se encuentra la carpeta de investigación, por lo que no les dan ninguna información.

“Yo pienso que si él estuviera vivo no nos causaría un dolor así, él nos tendría que hablar de una manera o de otra, las esperanzas no las perdemos, siempre lo vamos a esperar, siempre se queda su plato vacío en la mesa y siempre lo vamos a esperar, nosotros lo queremos, vivo o muerto, pero lo queremos ver”, expresó Victoria.

Más de 3 mil no han sido localizados 

Del 1 de enero de 2010 al 16 de agosto del 2021, en el estado de Chihuahua se han realizado 32 mil 57 reportes de personas desaparecidas. De esta cantidad, 28 mil 640 han sido localizadas con o sin vida y 3 mil 417 pesquisas continúan vigentes.

Esta información se obtuvo de la respuesta institucional con número de folio FGE-5C-5.2/2/1475/2021 de la Unidad de Transparencia de la Fiscalía General del Estado (FGE), con base en una solicitud de información realizada por el Centro de Derechos Humanos Paso del Norte.

Mediante el oficio FGE.14S.3/3/4/3863/2021, se informó que actualmente se cuenta con 10 agentes del Ministerio Público adscritos a la Unidad Especializada en Investigación de Personas Desaparecidas y/o No Localizadas (hombres) Zona Norte, así como con 849 carpetas de investigación entre reportes de ausencia y carpetas por privación de la libertad.

La unidad cuenta también con 10 agentes estatales de investigación y un comandante, se informó.

En Chihuahua, se acumulan cuerpos 

El estado de Chihuahua ocupa el quinto lugar a nivel nacional en la cantidad de cuerpos acumulados de personas fallecidas sin identificar, de acuerdo con el informe presentado por el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM).

Esta organización integrada por 74 colectivos de familias de desaparecidos en todo el país obtuvo la información de cada entidad por medio de solicitudes de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

El informe denominado “La crisis forense en México, más de 52 mil personas fallecidas  sin identificar” expone también que el 60 por ciento de estos cuerpos está en fosas comunes en cementerios públicos con registros deficientes y alta probabilidad de extravío de cuerpos.

Otro siete por ciento se encuentra en las instalaciones de los Servicios Médico Forense, el cinco por ciento en universidades, el uno por ciento en centros de resguardo forense y en el otro 22 por ciento las autoridades no han informado el lugar donde se encuentran, según se indicó.

Los estados con mayor número de cadáveres no identificados son Baja California con 9 mil 87, Ciudad de México con 6 mil 701, el Estado de México con 5 mil 968, Jalisco con 5 mil 738 y Chihuahua con 3 mil 943, refieren las gráficas.

En este reporte se advierte que, aunque las cifras corresponden al período comprendido de 2006 al 31 de agosto de 2020, existen errores en los datos debido a que las fiscalías de nueve estados no contaban con registros de 2006, además de que consideran que las autoridades no revelan los datos reales.

Cadáveres no identificados en el estado

Sólo durante julio de 2021, a las instalaciones de los Servicios Médicos Forenses de los diferentes municipios del estado ingresaron 42 cuerpos que permanecen en calidad de desconocidos, de acuerdo con la información proporcionada por la dirección de Servicios Periciales y Ciencias Forenses.

Los datos anteriores corresponden la respuesta institucional con oficio FGE-6C.Zc.19.EA.02.417/1/1/00923/2021 con base en una solicitud a la plataforma de Transparencia realizada por El Diario.

De esta cantidad, 13 cadáveres fueron recogidos en Ciudad Juárez, ocho en Guadalupe, cuatro en Bocoyna, tres en Rosales, dos en la ciudad de Chihuahua, dos en Guachochi, uno en Ignacio Zaragoza, uno en Cuauhtémoc, uno en Carichí, uno en Guerrero y uno en Jiménez.

En lo que va de la presente administración estatal, es decir, de octubre de 2016 a la fecha, se han localizado 141 osamentas en esta zona fronteriza, de acuerdo con las cifras de la Fiscalía de Distrito en la Zona Norte. 

Inhumaron en julio 11 cadáveres no identificados

En el mismo documento se informó que durante el 2 y 3 de julio pasado fueron inhumados 11 cadáveres no identificados o no reclamados al cumplirse el protocolo correspondiente y con la identificación del Ministerio Público.

En Jiménez se inhumaron cuatro cuerpos, uno de ellos es un masculino de entre 40 y 45 años de edad cuya causa de muerte está en estudio, un cuerpo de sexo y edad indeterminadas cuya causa de muerte está en estudio, un masculino de entre 34 y 40 años y otro masculino de entre 50 y 55 años de quienes tampoco se determinó la manera en que fallecieron.

En Guachochi fueron tres cuerpos, uno de sexo, edad y causa de muerte indeterminadas, un masculino de entre 29 y 49 años de edad por causas violentas y un masculino por causas violentas de entre 20 y 35 años.

En Allende hay otros cuerpos, como el de un masculino de entre 35 y 40 años fallecido por causas no violentas, un cuerpo en San Francisco del Oro, un masculino de 18 a 23 años por causas no determinadas y un cuerpo femenino de 22 a 24 años por causa de muerte no determinada sepultado en Balleza.

mgonzalez@redaccion.diario.com.mx

close
search