Juárez

Desafía el clima para seguir al lado de su hijo

Madre de menor con rickettsia ha acampado por casi dos meses afuera del hospital

Sol Gallegos / El Diario de Juárez

domingo, 28 noviembre 2021 | 06:00

Omar Morales / El Diario de Juárez | Para evitar mojarse por la lluvia, la mujer tuvo que colocar un plástico sobre su casa de campaña Omar Morales / El Diario de Juárez | Las casas de campaña donde dos madres esperan a que sus hijos se recuperen

Ciudad Juárez.— Con la esperanza de recibir buenas noticias sobre el estado de salud de su hijo, quien lleva dos meses internado en el Hospital Infantil de Especialidades a causa de la rickettsia, Marisela Gutiérrez Saavedra pernocta a las afueras de la unidad médica en una casa de campaña a pesar de las bajas temperaturas que se han sentido en la ciudad.

Marisela es la única madre de familia que se encuentra acampando día y noche en el mencionado hospital, indicó que aunque ha tenido complicaciones ha recibido el apoyo de las personas para mitigar el frío y ha encontrado la fuerza para poder salir adelante.

“Ya me pasé para otra casita, porque en donde estaba los niños me la rompieron, un señor me ayudó a ponerle un hule (encima de la casa de campaña) y gracias a Dios que no me mojé. Ya no se me ha hecho tan difícil porque Dios me ha dado la fuerza para estar aquí de pie, y es lo que le pido, que me dé fuerza porque es el único que da para salir adelante”, expresó.

Su hijo, Julián Santiago Pérez, fue internado el pasado 23 de septiembre, cuando el menor se puso muy grave a causa de la mordedura de garrapata, y desde ese día continúa luchando por su vida en el Hospital Infantil, en donde se le han realizado cinco cirugías por diferentes motivos, la más reciente para atender uno de sus pulmones.

“Ahorita mi niño está en terapia intensiva, de la cirugía lo pasaron para allá y tiene una nueva neumonía y la están tratando con antibióticos, también padece de su presión que no le han podido controlar”, mencionó la madre.

Marisela agradeció el apoyo que se le ha brindado, como la pasada colecta que se organizó a favor de Julián para reunir pintas de sangre que se necesitaban de urgencia para atender la rickettsiosis que padece, y que fue todo un éxito, ya que se lograron conseguir las suficientes unidades de sangre.

“Yo nada más me quedo aquí, hay otra mamá de una niña que también está internada aquí, pero se queda con su hija porque la han estado operando. Me pasaron unas cobijas del albergue y otras me las trajo mi hija, ese es el apoyo que me han dado”, dijo la madre, quien lleva poco más de un mes viviendo en una casa de campaña.

Finalmente mencionó que su pequeño de dos años está en observación en terapia intensiva, donde existe la posibilidad de una sexta cirugía en la cual los médicos buscan que el menor pueda volver a comer por la boca.

“Por lo mismo de que estuvo intubado piensan que el niño no va a poder comer como antes, espero que no sea así porque ya serían seis cirugías, están esperando a que pase tiempo para hacer eso”, expresó. 

close
search