Juárez

Depresión, la otra pandemia en Juárez

En esta ciudad, en los últimos 5 años 7 mil 410 personas han sido diagnosticadas con el trastorno

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 11 octubre 2020 | 13:06

Ánimo irritable o bajo, dificultad para conciliar el sueño o exceso del mismo, cambios de apetito, cansancio, así como sentimientos de inutilidad, odio propio y culpa, han sido síntomas experimentados en los últimos cinco años por 7 mil 410 personas que fueron diagnosticadas con depresión en esta ciudad.

La Subdirección de Epidemiología, según datos de Transparencia, registró en 2016 a mil 230 fronterizos con el trastorno; en 2017, a mil 701; en 2018, a mil 925; en 2019, a mil 845, y en 2020 a 709 hasta agosto, por lo que ante el Día Mundial de la Salud Mental, ayer, se urgió a buscar señales y así ayuda profesional. 

Melissa Flores Franco, coordinadora del Capítulo Chihuahua de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, indicó que el tratamiento a esta alteración mental debe ser a través de un seguimiento psicológico y psiquiátrico, además con un motivador, que en este caso puede ser alguien que esté dispuesto a escuchar y acompañar. 

“Va generando (la depresión) disfunción en las personas: familiar, social, profesional y otras áreas. Quienes rodean a esa persona (con el trastorno) pueden irse percatando que va teniendo cambios en su comportamiento, ahí pueden ver si empieza a estar deprimida o no, cambian hábitos”, dijo la psiquiatra. 

Explicó que la dolencia es multifactorial, ya que pueden incidir situaciones externas e internas, incluso desde un ámbito hormonal, ya que se genera un desequilibrio en los neurotransmisores, donde las neuronas se comunican, entre ellos se encuentran la serotonina, dopamina, noradrenalina y la acetilcolina.

Además, destacó, hay alteraciones en el cerebro, en el hipocampo, donde se procesa la memoria, que puede verse reducido, trayendo consecuencias graves, como la falta de comunicación entre las neuronas, y del mismo modo, se puede colocar al cuerpo en un grado alto de estrés que podría resultar en fatalidad.

“El tratamiento de los trastornos psiquiátricos debe ser farmacológico y psicoterapéutico, en su conjunto. Debe iniciar antes o cuando la persona ya empieza a tener disfunción, cuando la depresión es crónica o tiene más de dos años y es recurrente, y cuando se tienen ideas suicidas”, así lo manifestó Flores Franco.

Ante ello, hizo un llamado a que la sociedad colabore a erradicar el estigma que se tiene de la salud mental, de forma particular con la atención psicológica y psiquiátrica, que deberá de normalizarse por el bienestar.

“El psiquiatra no está como de última instancia cuando la persona está muy grave, no. De hecho, se recomienda que, así como uno va a su revisión con el médico general, también acudamos para revisar cómo estamos en cuanto a nuestras emociones, comportamiento, socialización, estilo de vida”, comentó.

Indicó que la depresión tiende a darse más en mujeres, pero resulta más fatal en hombres, por cuestiones de masculinidad, por tanto, llamó a no descuidar la salud mental e informarse, en páginas como APM Capítulo Chihuahua en Facebook, e incluso comunicándose al Instituto Chihuahuense de Salud Mental.

Las líneas de comunicación son 429-3300 extensión 15134; también se puede mandar un mensaje privado en la página de Facebook del instituto o marcar directamente al 911 para recibir orientación, se informó.