Juárez

Denuncian migrantes ser engañados

Centroamericanos entran en crisis en los puentes internacionales al ser expulsados a México bajo el llamado Título 42

Cortesía

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

martes, 30 marzo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Al llegar a Ciudad Juárez y darse cuenta de que acaban de ser expulsados de Estados Unidos a México, migrantes centroamericanos entran en crisis en los puentes internacionales.

“Nos dijeron que nos habían abierto el proceso (de solicitud de asilo político), nos levantaron, nos trajeron en un avión, luego nos subieron a un bus y de repente sólo nos dijeron: ‘bájense aquí y caminen’. Y nada más, eso fue todo”, narró ayer entre lágrimas “Laura”, una salvadoreña expulsada a esta frontera por el Gobierno de Joe Biden, bajo el llamado Título 42.

Acompañada por su hija Valeria, de 5 años, la mujer relató que ellas cruzaron la frontera entre Reynosa, Tamaulipas y McAllen, Texas, donde duraron cinco días detenidas y les aseguraron que su proceso de solicitud de asilo político estaba abierto. 

“Estuvimos detenidas tres días, pero nos habían tenido dos días abajo del puente (internacional)… veníamos como 150 en el avión, nos subimos y nos dicen que nos traen porque nos van a abrir un proceso, a otros que ya tenemos el proceso. Y luego nos damos cuenta que estamos en México cuando vemos el muro (abajo del puente internacional). Y los policías sólo los decían: ‘caminen, caminen’”, dijo mientras limpiaba las lágrimas de su rostro y su hija acariciaba su cabello. 

Como ha ocurrido diariamente en las últimas semanas, cerca de 100 migrantes son trasladados todos los días de Estados Unidos a Ciudad Juárez, sin saber que están siendo enviados a México, por lo que al darse cuenta comienzan a llorar al saber que están a más de mil 200 kilómetros de la frontera por la que ingresaron. 

“Nos botaron todo a la basura, no traemos ni ropa”, aseguró otra mujer frente a las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM), mientras que un juarense les compraba elotes a un grupo de niños migrantes, ya que los padres aseguraron que tenían al menos 12 horas sin comer. 

Jocelyn Navarro, de 22 años, fue también expulsada ayer de Estados Unidos a esta Frontera, en donde comenzó a llorar al asegurar que no tenía a donde ir, y que había sido engañada por el Gobierno estadounidense.

“Solo nos dijeron que camináramos para el puente, y fue cuando supimos que para acá veníamos”, dijo la hondureña al abrazar a su hijo de cinco años de edad. 

De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), “el Sector del Valle del Río Grande (RGV) en la frontera de Texas con México ha visto un aumento en los encuentros. Con el fin de procesar a las personas de la manera más segura y rápida posible, la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en los sectores de Laredo, San Diego y El Paso están ayudando a RGV mediante el procesamiento de estos sujetos en los centros de procesamiento de sus respectivos sectores”.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos también ha desplegado agentes adicionales a RGV, así como la utilización de apoyo de procesamiento virtual de los sectores de la frontera norte y la costa, y la asistencia de la Oficina de Operaciones de Campo con el fin de aumentar la capacidad de procesamiento, agregó.

“La frontera no está abierta y CBP sigue operando bajo las directrices del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para la pandemia de Covid-19. CBP está haciendo todo lo posible para permanecer dentro de las directrices del CDC y mitigar los largos períodos de procesamiento y retención para minimizar la exposición potencial a nuestra fuerza de trabajo, los detenidos y la comunidad.  Una vez que se complete el procesamiento, estos individuos serán transferidos rápidamente fuera de la custodia de la CBP”, informó el Gobierno de Estados Unidos. 

Agregó que “los desafíos únicos de la pandemia requieren autoridades adicionales, como la orden del CDC conocida como Título 42, para permitir que el DHS proteja efectivamente tanto la salud como la seguridad de los migrantes y nuestras comunidades de la propagación del Covid-19. La frontera no está abierta, y la gran mayoría de las personas están siendo devueltas bajo el Título 42”.

El DHS sigue devolviendo a los no ciudadanos bajo la autoridad del Título 42 dependiendo de las circunstancias, las personas puestas bajo custodia de la CBP para el procesamiento de inmigración bajo el Título 8 son evaluadas caso por caso para considerar una determinación de custodia en espera de una audiencia de inmigración. 

Los requisitos legales de los Estados Unidos, los protocolos de Covid-19, los cambios en la legislación mexicana, la capacidad de retención de los Estados Unidos y la situación de salud de la persona son factores que afectan a dichas determinaciones de la CBP, informó el Gobierno del vecino país.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx