Denuncian ante CEDH carencias en hospitales

'En este documento nosotros estamos exponiendo que el Estado debe de proteger el derecho a la salud'

Mayra Selene González/
El Diario
miércoles, 12 junio 2019 | 06:00

Médicos y enfermeras que trabajan en los hospitales del Instituto Chihuahuense de la Salud (Ichisal) interpusieron una queja formal ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), para manifestar las carencias que padecen en los nosocomios, las cuales vulneran la salud de los pacientes.

“En este documento nosotros estamos exponiendo que el Estado debe de proteger el derecho a la salud y también debe de proporcionarnos a los médicos el material y la infraestructura necesaria para hacer nuestro trabajo”, mencionó Héctor Rubén Meza Barrera, secretario general del Sindicato de Médicos, Enfermeras y Empleados del Ichisal.

Aseguró que las carencias que padecen, además de poner en riesgo la salud de los pacientes, colocan al personal en una situación delicada ya que podrían enfrentar denuncias penales.

“No solamente recibimos las demandas, sino también las malas caras del paciente, el enojo lo recibimos nosotros directamente cuando no le surten un medicamento o le retrasan una cirugía o lo hacen esperar en el sol, los médicos estamos siendo también afectados en nuestro derecho a la salud porque nos hacen trabajar en condiciones que muchas veces no tienen los recursos mínimos indispensables”, agrega el documento firmado por 78 trabajadores de los nosocomios estatales.

Antes que se levantara laqueja, Meza había dado a conocer algunos ejemplos de las condiciones en las que trabajan.

“Por ejemplo, hacen una selección del material quirúrgico, y el más deteriorado y el que todavía no está tanto como para darlo de baja, lo meten a los equipos de parto cuando éstos deberían ser nuevos. Las tijeras que usamos para cortar en el parto no cortan, son tijeras que se usan para cortar hilos y no tejidos. El material quirúrgico en general no es el más adecuado, las batas que usamos, las sábanas y la ropa de quirófano son prácticamente de papel, de un material muy delgadito que no te protege nada; las mangas son muy cortitas, operamos y se los hacen para atrás, nos contaminamos con sangre de las pacientes”, señaló Meza.

Destacó también la reducción de personal y la renuncia de seis ginecólogos del Hospital de la Mujer, los cuales no han sido sustituidos.

El galeno refirió que la renuncia de los especialistas se debe precisamente a la falta de seguridad para hacer su trabajo y por las condiciones en las que opera el hospital.

La queja ante ese organismo descentralizado surgió de un acuerdo tomado el pasado 29 de mayo cuando se realizó el evento denominado Encuentro por la Salud en el que participó personal tanto de los hospitales del estado como de la federación quienes expusieron las condiciones en las que trabajan.

La queja fue recibida por Jorge Jiménez Arroyo quien les indicó que procederán a realizar un análisis para determinar si envían un visitador a los diferentes nosocomios.