Juárez

Declaran legal detención de dos brasileños y un chino

El magistrado señala que los policías no pueden llevar un traductor, un defensor y agente del MP con ellos

Cortesía

Blanca Elizabeth Carmona
El Diario de Juárez

sábado, 16 noviembre 2019 | 16:57

Ciudad Juárez— La detención de tres extranjeros –dos brasileños y un chino–, fue declarada legal por un Tribunal de Control aunque los acusados no entienden el español y al parecer se violó el debido proceso pues los agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) División Fuerzas Estatales no pudieron darles a conocer sus derechos ni explicarles que los estaban arrestando. 

A los sospechosos Quan M., Maxsuel Alves D.O., y César P.C., presuntamente se les aseguró mariguana que en conjunto dio un peso de cuatro kilos 092.96 gramos. Al parecer la droga se las dio un “coyote” para que la cuidaran.

Las tres personas fueron trasladadas a la Décima Primera Sala de la Ciudad Judicial a disposición del juez de Control, Dirceu Ismael Solís Mendoza, para que una agente del Ministerio Público (MP) expusiera cómo fueron arrestados y solicitar que se declarara legal la aprehensión. 

La fiscal indicó que el miércoles pasado a las 05:45 horas los policías de la CES realizaban un recorrido de vigilancia en las calles Canutillo y bulevar Bernardo Norzagaray de la colonia Franja Sara Lugo cuando se percataron de tres hombres quienes al verlos salieron corriendo para ocultarse atrás de un auto Chevrolet.

Esa actitud llamó la atención de los estatales y aunque apenas estaba amaneciendo ellos observaron que dos de los hombres portaban mochilas y otro llevaba una bolsa de plástico. Por lo que se acercaron a los civiles para someterlos a una revisión física. 

A César P.C., presuntamente se le localizó una mochila con colores verde, café y negro conteniendo cinco paquetes envueltos en cinta café con mariguana que dio un peso de dos mil 278.1 gramos; a Maxsuel Alves D.O., un morral negro con tres paquetes envueltos en cinta café con mil 357 gramos de la hierba verde y la persona nacida en China, Quan M., una bolsa de plástico en la que había un paquete también envuelto en cinta café en la que llevaba 457.86 gramos de la misma droga. 

Al ser cuestionados por los agentes, presuntamente uno de los sospechosos dijo “no somos de aquí, no hablamos mucho español. Corrimos porque nos asustamos; nos dieron droga a guardar”.

Por lo que a las 05:55 horas del miércoles se formalizó su detención. 

En su turno el abogado defensor le señaló al juez que al entrar a territorio mexicano, toda persona alcanza la protección de la Constitución Mexicana y de los tratados a los que está suscrito el Estado y cuestionó la versión de los agentes en el sentido de que hubiera podido existir un diálogo y que dieran esa versión pues no hablan el idioma español.

El defensor también señaló que existe un oficio en el que una agente del MP señala que al encontrarse ya en las instalaciones de la Fiscalía estatal hubo imposibilidad de darles a conocer sus derechos y nombrarles un abogado defensor a los indiciados debido al idioma. Lo que consideró una violación a los derechos humanos de sus representados y al debido proceso. 

En su turno la fiscal replicó que entre el personal de la Fiscalía se buscó a quienes hablaran los idiomas portugués e inglés y se localizó a una fiscal de la Unidad de Detenidos y a otra MP que conoce esos idiomas, Alejandra Luna y Jennifer Alejandra Hernández Elizarragarán. Incluso la primera de ellas compareció ayer ante el Tribunal para asistir a los brasileños dado que el órgano jurisdiccional no encontró a otro traductor y también se presentó un abogado privado que domina el inglés. 

El debate se prolongó y después de un receso el juez Solís Mendoza dijo que el ser migrantes no justifica que puedan cometer delitos en México y afirmó que el portugués y el español comparten “raíces etimológicas iguales, características similares” además agregó “no podemos entrar al absurdo de que los policías lleven un traductor, un defensor y agente del MP con ellos”.

El juez también dijo “en la frontera cualquiera habla inglés”, en alusión a Quan M., quien domina el mandarín e inglés. Tras esos razonamientos el juzgador calificó de legal la detención de los migrantes y permitió que la audiencia avanzara a las siguientes etapas.

El resolutor les impuso a los tres migrantes la medida cautelar de prisión preventiva porque no tienen arraigo en Ciudad Juárez y pueden sustraerse de la acción penal.

bcarmona@redaccion.diario.com.mx