Deben migrantes respetar reglas de México: Cabada

El presidente municipal mencionó que ayer se recibió una queja por parte de la administración del albergue

Salvador Castro / Javier Olmos
El Diario
viernes, 08 marzo 2019 | 06:00

Los migrantes deben de respetar los reglamentos y leyes de México, dijo ayer el alcalde Armando Cabada después de que un grupo de viajeros abandonó la Casa del Migrante inconforme por las reglas de este refugio.

El presidente municipal mencionó que ayer se recibió una queja por parte de la administración del albergue en el sentido de que dos de las personas que se encontraban alojadas no querían cumplir con los reglamentos y se mostraban rebeldes.


Se quejan por reglas de la Casa del Migrante

Señaló que los migrantes están en esta ciudad en espera de su entrevista en Estados Unidos para solicitar asilo político, por lo que deben de ser respetuosos del lugar donde se encuentran y del reglamento establecido desde hace años.

Dijo que se actuó de forma correcta y respetando sus derechos se procedió a retirarlos del lugar.

Dio a conocer que entre los migrantes había una persona que es señalada como agitador y viene de Tijuana, quien provocó que otros más se manifestaran.

Cabada Alvídrez subrayó que el Gobierno local seguirá apoyando a la Casa del Migrante con 30 empleados municipales y vigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública.


Los inconformes

“No vamos a volver allá adentro para que nos estén gritando barbaridades”, expresó una mujer guatemalteca que junto con el grupo de cerca de 40 migrantes inconformes, entre ellos 12 niños y dos bebés, abandonaron la Casa del Migrante y se rehusaron a regresar.

A los migrantes les molestó que las reglas establecen que no pueden entrar con alimentos, les guardan el celular y sólo pueden recibir o hacer llamadas del teléfono interno de la casa.

En los dormitorios están separados hombres y mujeres, además tienen horarios para levantarse y pueden ingresar al comedor tres veces al día.

Los quejosos son procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador, además de algunos mexicanos del estado de Michoacán, quienes antes estuvieron alojados en el Gimnasio de Bachilleres esperando su turno para pasar con autoridades migratorias de Estados Unidos.

“No podemos hacer otra cosa, ya vimos que las autoridades nos están abandonando a nuestra suerte”, manifestó un michoacano que estaba al frente de los inconformes, señalando que para bañarse les cuentan el tiempo y les cortan el agua, o los levantan a las 7 de la mañana.

“Aquí hay varias reglas que hay que atender y hay inconformidad por eso”, dijo el director del Consejo Estatal de Población (Coespo), Enrique Valenzuela.

Tras la negativa a negociar con representantes del refugio y funcionarios municipales, estatales y federales, los migrantes emprendieron camino hacia las calles principales de la colonia Satélite, en donde está ubicada la asociación civil.

En ese punto fueron abordados por una mujer juarense que les ofreció llevarlos a donde pidieran, como la “buena obra del día”.

Luego de que caminaron unos cien metros, Valenzuela los alcanzó para llevarlos en autos particulares al Centro de Atención Integral para Migrantes, en tanto les consigue otro alojamiento que no sea el gimnasio de Bachilleres.

“Vamos a priorizar a las mujeres y a los niños”, les dijo a los extranjeros que pedían se les volvieran a abrir las puertas del gimnasio, a lo que recibieron un rotundo “no se puede volver para allá” de Valenzuela.

En tanto, con 348 migrantes en el gimnasio, la situación es distinta.

“Ya llevo un año viajando y siento que no puedo esperar ni un día más, pero tampoco puedo salirme, es cuestión de días para que me recojan para ir a mi entrevista”, afirmó una mujer cubana alojada en el recinto deportivo. Horas después los migrantes regresaron al albergue.

Personal del Grupo Beta indicó que ya han pasado a entrevista a Estados Unidos 6 mil 19 migrantes, de una lista de 8 mil 100.

Antonio Sáenz, coordinador del programa de Voluntariado de la Subsecretaría de Desarrollo Social en la frontera, indicó que hay días que pasan hasta 60 migrantes a la entrevista, pero en cambio ayer sólo fueron 10.

Señaló que siguen llegando a esta ciudad un promedio de 10 a 20 migrantes de distintas nacionalidades. (Salvador Castro / Javier Olmos / El Diario)


Reglamento

• No entrar con alimentos

 • Les guardan el celular

 • Pueden recibir y hacer llamadas pero de teléfono interno de casa. 

 • Duermen separados hombres y mujeres

 • Tienen horarios para levantarse 

 • Horarios para ingresar al comedor están 

establecidos 3 veces al día


[email protected]

[email protected]