Juárez

De Nicaragua, 6 de cada 10 solicitantes de asilo retornados

El resto proviene de Venezuela, Cuba, y Ecuador

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

jueves, 30 diciembre 2021 | 06:00

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez.— Seis de cada 10 solicitantes de asilo que Estados Unidos ha retornado a Ciudad Juárez durante la segunda versión del programa “Permanecer en México”, de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), son de origen nicaragüense; el resto provienen de Venezuela, Cuba y Ecuador. 

“Tres semanas después del lanzamiento de Permanecer en México (MPP) 2.0 en El Paso, la administración de (Joe) Biden ha devuelto a 203 migrantes a Ciudad Juárez, los retornados se ralentizaron durante las vacaciones. Todavía (son) sólo hombres adultos”, informó la activista legal Julia Neusner, de la organización estadounidense Human Rights First.

Los 203 hombres fueron retornados a esta frontera, a través del puente internacional Stanton-Reforma del 8 al 28 de diciembre, informó la organización, con datos del Instituto Nacional de Migración (INM).

El programa también llamado “Quédate en México”, de los MPP establecidos en la sección 235(b)(2)(c) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de Estados Unidos, fue una política migratoria del gobierno del expresidente Donald Trump, la cual consiste en enviar a México a los solicitantes de asilo en Estados Unidos, para que esperen aquí su proceso migratorio ante una Corte de Inmigración. 

Durante la primera versión del programa, de enero de 2019 a enero de 2020 retornó a las fronteras mexicanas a un total de 71 mil 036 personas, 22 mil 967 de las cuales contaban con un caso abierto en la Corte de Inmigración de El Paso, Texas. 

El llamado “MPP 2.0” o “RMX 2.0” comenzó el pasado miércoles 8 de diciembre, tras la orden de una corte federal de apelaciones a la administración de Joe Biden, pero hasta ayer únicamente había sido aplicado a través de la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez.

Hasta el 28 de diciembre sumaban 203 retornos, 125 de ellos de solicitantes de asilo originarios de Nicaragua, 46 de Venezuela, 16 de Cuba, nueve de Ecuador y siete de Colombia. 

Al llegar a Ciudad Juárez son recibidos por personal del INM, el cual les otorga un permiso para permanecer en México hasta su próxima cita en la Corte, por lo que al regresar se les tendrá que renovar. 

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en coordinación con ambos gobiernos, se encarga del traslado de los migrantes al albergue del gimnasio municipal ‘Kiki’ Romero, en donde permanecen tres días antes de ser enviados al Centro Integrador para el Migrante (CIM) Leona Vicario, en donde pueden esperar las citas para sus audiencias en Estados Unidos. 

A diferencia del programa de retorno que se llevó a cabo durante la administración de Donald Trump, cuando algunos extranjeros eran devueltos a México con una cita hasta un año después, esta vez ambos gobiernos informaron que el proceso total sería por un promedio de seis meses.

Las activistas Neusner y Villegas viajaron en el arranque del programa hasta El Paso, para observar los retornos iniciales, realizar entrevistas a los solicitantes de asilo sujetos a la política migratoria, funcionarios mexicanos y organizaciones internacionales. 

“Los hombres que conocimos estaban solos, asustados e increíblemente vulnerables. Varios nos dijeron entre lágrimas que no conocían a nadie en Juárez y nunca habían estado allí antes, que no tenían recursos para mantenerse y que tenían miedo”, relataron las abogadas estadounidenses en el informe sobre el arranque del programa. 

close
search