Juárez

De las ‘cuotas’ a empresarios a los secuestros de migrantes

Muta en esta frontera el ‘cobro de piso’ debido a las grandes ganancias económicas que deja al crimen organizado, revela estudio

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 11 septiembre 2021 | 11:57

Cortesía | Elementos de la SSPM en uno de los rescates de indocumentados Cortesía | Una vez que los rescatan, son llevados a albergues municipales Cortesía | Las propiedades en las que retienen a personas están generalmente en malas condiciones

Ciudad Juárez— En Ciudad Juárez, los “cobros de piso” a los empresarios mutaron a secuestros y extorsiones hacia los migrantes, ya que de los últimos 10 secuestros, nueve han sido a la comunidad que busca llegar a Estados Unidos, informó Guillermo Asiain, presidente de la Mesa Ciudadana de Seguridad y Justicia de Ciudad Juárez. 

Mientras que la lucha en esta frontera contra el delito de la extorsión se ha convertido en un caso de éxito en el país, debido a que todos los casos denunciados son resueltos, “la realidad a la que nos enfrentamos hoy en día, y que ya conocen en el centro del país, es la trata de personas. Se está haciendo un negocio equiparable al del tráfico de drogas. Sigue evolucionando el crimen y las instituciones, y los organismos ciudadanos tampoco nos podemos quedar atrás en esta problemática”, destacó durante la presentación del estudio “Impuesto Criminal: La extorsión empresarial en Ciudad Juárez”, realizado por organización México Evalúa. 

Según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las carpetas de investigación iniciadas por extorsiones en Ciudad Juárez representan el 45.3 por ciento de todas las extorsiones cometidas en el estado Chihuahua. Sin embargo, la tasa de extorsión de este municipio es de 0.9 extorsiones por cada 100 mil habitantes. 

El trabajo realizado entre sociedad, empresarios y autoridades logró convertir a la ciudad en un ejemplo contra el delito a nivel nacional. Sin embargo, las víctimas dejaron de ser los empresarios y ahora lo son los migrantes.

“Hoy sí tenemos una extorsión, pero se da más en el tema migrante, que creo que es una realidad de nuestro país también. El secuestro, de los últimos diez secuestros que ha habido, nueve de ellos han sido a la comunidad migrante. Tenemos muy claro que están pagando desde 2 mil 500 hasta 8 mil dólares, por una sola persona (…) Vean el tamaño del negocio. El fiscal de la Zona Norte, Jorge Nava, nos ha comentado: ya realmente este no es un tema… ya se está volviendo cada vez más un tema de trata, porque los grupos criminales a quienes extorsionan más es a la comunidad que viene de paso, a la comunidad migrante”, comentó Asiain.

Dijo que “el negocio migrante” se está encontrando como uno de los principales riesgos en la ciudad, ya que cientos de personas han sido detectadas privadas de la libertad en casas de seguridad. 

“Afortunadamente en la ciudad, para el tema económico, los empresarios no están siendo vulnerados como lo eran antes. Creo que se está haciendo un esfuerzo extraordinario por resolver”, pero la realidad actual es la violencia contra los migrantes, apuntó el activista juarense enfocado en la seguridad. 

De acuerdo con lo informado por las autoridades de los tres niveles de gobierno, a través de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, más de mil 329 migrantes de México, Centro y Sudamérica han sido encontrados en al menos 40 viviendas detectadas en distintas zonas de Juárez y el Valle de Juárez desde abril. 

Solamente durante agosto fueron 383 los migrantes encerrados por los traficantes de personas en 15 viviendas de la ciudad, encontrados por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), en 13 viviendas; la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) en una más, y la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) en otra. 

Se trata de viviendas ocupadas por las redes de coyotaje en colonias como la Ampliación Felipe Ángeles, Ampliación Fronteriza, Franjas del Río, Lomas de Poleo, Granjas de Chapultepec, Vistas de Zaragoza, Arroyo Colorado, La Cuesta, San Felipe del Real, Paula, Insurgentes, Patria, San Felipe del Real, Villa Residencial, Parajes de San José, Vistas de Zaragoza, Kilómetro 29, Lázaro Cárdenas, Parajes de Oriente, Ladrilleras e Independencia II; y en los poblados de Loma Blanca, Barreales, Caseta y El Porvenir, en el Valle de Juárez.

Los propios migrantes han narrado en algunos de los casos a El Diario que pese a que ya habían pagado su traslado desde su lugar de origen hasta Estados Unidos, al llegar a esta ciudad fueron encerrados y amenazados para realizar un doble pago, a cambio de su libertad y de llevarlos hasta la frontera. 

“Cuando llegué me exigieron dinero, que les depositara 15 mil quetzales (38 mil 500 pesos). Yo me sentía secuestrado, nos decían que el que se escapara se moría o lo mandaban con la mafia, así nos decían”, narró uno de los centroamericanos rescatados por la Policía municipal. 

“Nos amenazaban. Unos se querían regresar pero les decían que tenían que volver a pagar a los coyotes, una cuota y su pasaje”, aseguró otro de los rescatados, quien dijo haber estado “como pollos”, debido a que estaban 140 personas en un cuarto de madera de apenas 5x5 metros cuadrados. 

Los puntos rojos del tráfico de personas y los delitos a los que someten a los migrantes actualmente son Anapra y el Valle de Juárez, por donde se da también el mayor cruce de personas en la frontera, en donde algunas veces los cargan de droga y los secuestran

Desde hace semanas, el fiscal del Distrito Norte, Jorge Nava López, alertó al Gobierno federal de que el fenómeno de la migración hacia Estados Unidos está fortaleciendo a los diferentes grupos del crimen organizado en Ciudad Juárez, permitiéndoles adquirir más armas y más personal, por lo que existe el riesgo de que el tráfico de personas supere el negocio de las drogas. 

El experto en secuestro destacó que varios de los migrantes que han sido rescatados de viviendas estaban siendo víctimas de un secuestro, pero lamentó que ellos no lo vean así y por lo tanto no denuncien, y pidió a las autoridades federales que atiendan el delito en esta frontera. 

Aunque el secuestro de migrantes se ha convertido en una nueva manera de capitalización para los traficantes de personas, según las estadísticas de la FGE durante 2020 y 2021 únicamente nueve migrantes han denunciado haber sido víctimas del delito, muchas veces porque lo que quieren es regresar a sus lugares de origen para ponerse a salvo.

close
search