Juárez

Darán último adiós a víctima de incendiarios

Abrazados a su fe, despedirán esta tarde a Juana Collazo Rivera

Luz del Carmen Sosa/
El Diario de Juárez

miércoles, 27 noviembre 2019 | 06:00

Abrazados a su fe, los integrantes de la familia Lozoya Collazo despedirán esta tarde a Juana Collazo Rivera, de 43 años, quien falleció el lunes tras permanecer 20 días hospitalizada al sufrir quemaduras de segundo y tercer grado, luego de ser víctima de un ataque armado.

Los hechos violentos ocurrieron el miércoles 6 de noviembre cuando el Gobierno estatal pretendió trasladar al líder del grupo delictivo “Los Mexicles”, identificado por la Fiscalía General del Estado (FGE) como Jesús Eduardo Soto Rodríguez, a un penal de máxima seguridad.

La medida desencadenó ataques simultáneos contra objetivos civiles, entre ellos la unidad marcada con el número económico 5905 en el que viajaban obreros de la empresa Termocontroles de Juárez S.A. de C.V. 

El ataque fue perpetrado por un grupo de hombres armados que interceptaron el camión y obligaron al chofer a que les abriera la puerta cuando circulaba sobre la avenida Tecnológico y El Granjero, aproximadamente a las 02:00 horas.

Los agresores rociaron combustible y prendieron fuego al vehículo con los pasajeros dentro.

Juanita Collazo Rivera y 15 de sus compañeros sufrieron quemaduras en diversas partes del cuerpo.

Luis Lozoya, esposo de la víctima, dijo anteriormente que su pareja había sobrevivido a un cáncer de mama. 

Sin embargo, las lesiones sufridas y las secuelas de la enfermedad que padeció finalmente complicaron su salud y el lunes la mujer falleció en el Hospital Regional de Zona número 66, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó personal médico que pidió la reserva de su identidad por no estar autorizados a proporcionar entrevistas.

Actualmente sólo una trabajadora continúa hospitalizada y las lesiones que sufrió la obligan a recibir un doloroso tratamiento de aseo quirúrgico para evitar la infección de sus heridas.

El estado de salud de la paciente es reportado como grave, pero estable. 

El resto de los trabajadores obtuvo su alta domiciliaria y hasta el momento ninguno de los heridos graves se ha incorporado a sus labores por permanecen incapacitados, dio a conocer personal del Seguro Social.  El accidente, considerado como riesgo de trabajo, aún es investigado por la FGE.

El ataque contra los operadores de producción y el chofer fue un acto premeditado, sin embargo, las víctimas fueron elegidas al azar, según los avances de las investigaciones.

Alejandro Ruvalcaba Valadez, vocero de la Fiscalía de Distrito Zona Norte, informó que se espera el resultado de la necropsia para determinar si la muerte de la trabajadora es tipificada como homicidio doloso.

Expuso que el Ministerio Público integra la carpeta de investigación por los delitos de daños y lesiones; de encontrar elementos que acrediten la delincuencia organizada y asociación delictuosa, el caso podría pasar a la Fiscalía General de la República. 

Por estos hechos violentos, la FGE consignó a dos hombres. 

Luis Lozoya, esposo de Juanita Collazo, junto a los demás integrantes de la familia, velarán a su ser querido a partir de este miércoles, ya que la necropsia demoró varias horas y hasta ayer por la tarde liberaron el cuerpo, se informó por parte de la FGE. 

lsosa@redaccion.diario.com.mx