PUBLICIDAD

Juárez

Tras dos semanas de protestas

Darán hoy respuesta a pasantes de Medicina

Autoridades de la UACJ definirán un posicionamiento ante el temor de estudiantes por prestar sus servicios en zonas violentas

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

miércoles, 27 julio 2022 | 09:50

Manuel Sáenz / El Diario de Juárez | La manifestación pasada

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— No ser enviados a plazas con altos índices de violencia, tampoco forzados a trabajar las 24 horas y, sobre todo, dar seguimiento a las denuncias de secuestro, amenazas de muerte e intimidación por parte de grupos criminales, fueron las exigencias de médicos pasantes de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), quienes hoy recibirán una respuesta de la institución educativa. 

Tras dos semanas de protestas, el pasado lunes fueron atendidos por el rector Juan Ignacio Camargo Nassar, a quien le indicaron que cuentan con poco tiempo para garantizarles la prestación de su servicio social en zonas seguras, pues será el próximo primero de agosto cuando cada uno de los pasantes deba presentarse en los hospitales y centros médicos a los que fueron asignados. 

PUBLICIDAD

Sin embargo, mientras la UACJ responsabilizó a las instancias de Salud sobre las plazas ofertadas a los egresados de medicina, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que su responsabilidad se limita a ofrecer plazas de acuerdo con las necesidades de cobertura en la entidad, pero que respeta la decisión de las autoridades educativas.

Durante una reunión con los pasantes de Medicina, el director del Instituto de Ciencias Biomédicas, (ICB), Salvador Nava, explicó que si la universidad cancelaba o retiraba las plazas se corría el riesgo de que ni la Secretaría de Salud ni el IMSS tomara el servicio social de los pasantes, pero se comprometió a interceder para notificar que las plazas no contaban con seguridad. 

Ante la situación, los pasantes de Medicina reclamaron que, a diferencia de la actuación de la UACJ, la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) sí emitió un posicionamiento por los hechos de violencia registrados en contra de personal médico, el asesinato de una doctora en San Juanito y el homicidio de un pasante en Durango; además, exigió a instancias de Salud el retiro de plazas inseguras.

Hasta el momento la UACJ ha emitido tres comunicados en los que exige a las instancias de Salud reubicar las plazas asignadas en poblaciones que no garanticen la integridad de los médicos pasantes e incluso solicitó contemplar como opción las ciudades donde tiene presencia académica, Cuauhtémoc y Nuevo Casas Grandes, pero no se han registrado cambios. 

“Esas plazas fuera de Juárez, que las ofertan el IMSS y la Secretaría de Salud, pues es cuestión de que la Universidad diga que no va a enviar fuera de la ciudad a sus pasantes”, dijo el director de ICB, pero explicó que en el pliego petitorio entregado por los pasantes durante una protesta realizada la semana pasada solicitaron la eliminación de plazas en Namiquipa, El Vergel, Guachochi, Uruachi, Madera, Villa Ahumada, Guazapares, Urique y Bocoyna.

Sin embargo, a los tres pasantes que se les ofertó una plaza en Villa Ahumada, por parte de la Secretaría de Salud, se les ofreció como alternativa el ser enviados a Gómez Farías, una localidad que en el 2017 las autoridades educativas, de Salud y de seguridad se comprometieron a no volver a ofertar luego de que pasantes de la universidad atestiguaron un enfrentamiento armado. 

El pasado jueves 14 de julio, en el interior de la UACJ se realizó un acto público en que se ofertaron 56 plazas para servicio social: 22 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Bienestar, 17 de la Secretaría de Salud, 8 de IMSS Ordinario y 9 de Vinculación, entre las que se encontraron sedes que constantemente han sido reportadas como peligrosas, como Gómez Farías. 

Antes de que se le diera a conocer a los pasantes la lista de plazas disponibles, autoridades educativas y de salud acordaron no ofertar un lugar en San Juanito, pero por parte de IMSS continuaron presentes otras sedes que no fueron aceptadas por los egresados de medicina ante el temor por la inseguridad de las zonas: Ojachichi, Bocoyna, y Tónocha, en Guachochi, pero sí fueron descartadas por la Secretaría de Salud. 

“¿Si me pasa algo quién me va a asegurar que alguien va a ir por mí?... Estaré a más de 10 horas de la ciudad sede donde estudié ¿Quién me garantiza que voy a regresar si no tengo ni siquiera cómo trasladarme?”, le dijo un pasante de medicina al rector de la UACJ, luego de que se le ofertó una plaza en El Vergel, una sede que por primera vez contará con un prestador de servicio social. 

A las exigencias de los pasantes de medicina no sólo se sumaron las de sus familiares y médicos que años atrás prestaron su servicio social, también la de estudiantes que en próximos semestres tendrán que enfrentar la misma situación, por lo que junto a sus compañeros luchan para se fije un antecedente y en el futuro no vuelvan a ofertarse plazas con altos índices de violencia. 

Sitios peligrosos

-Namiquipa

-El Vergel

-Guachochi

-Uruachi

-Madera

-Villa Ahumada

-Guazapares

-Urique

-Bocoyna

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search