Juárez

Dan prisión preventiva a presuntos secuestradores

Se trata de quienes retuvieron a un grupo de indocumentados en la zona de Anapra

Staff
El Diario de Juárez

domingo, 04 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Los dos menores de edad y los dos adultos que participaron en el plagio de una familia la madrugada del pasado martes en la colonia Rancho Anapra fueron vinculados a proceso penal y quedaron en prisión preventiva por el delito de secuestro, informó Jorge Nava López, fiscal de la Zona Norte.

Las víctimas de estos presuntos integrantes de la organización delictiva “La Empresa” mencionaron en su declaración que sus plagiarios estaban completamente intoxicados con drogas y que la intención que tenían era asesinarlos, dentro de la casa de seguridad donde los mantuvieron cautivos, ubicada en las calles Hipocampo y Timalc de la citada colonia del norponiente, según trascendió luego del desarrollo de la audiencia.

Alexis Isaac N. B., de 23 años; Ángel Daniel I. C., de 22 años, y dos adolescentes de 16 y 15 años, fueron detenidos el 29 de septiembre por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), luego de que un familiar de las víctimas solicitó auxilio en el 911.

Según se asentó en la investigación, siete integrantes de una familia acudieron la madrugada de ese martes a intentar cruzar ilegalmente a los Estados Unidos por la zona de Anapra.

Dijeron que observaron a un grupo masivo de indocumentados y se aproximaron, pero integrantes de la delincuencia organizada les pidieron pagar por el cruce y no contaban con dinero.

Los testimonios declararon que cuando se disponían a retirarse del lugar un auto les cerró el paso y jóvenes armados los secuestraron, al confundirlos con “polleros” independientes.

Luego los trasladaron a la casa de seguridad, donde las mujeres del grupo comenzaron a ser víctimas de tocamientos de carácter sexual, según informó un agente del Ministerio Público.

Una de las secuestradas escondió en sus partes íntimas un teléfono celular y en un descuido de sus captores envió un mensaje de texto a su hermano, donde dio a conocer que se encontraban en peligro y puso también la ubicación del sitio por GPS.

Según se conoció las afectadas permanecían en un cuarto con paredes ensangrentadas, donde los jóvenes captores tenían un altar a la santa muerte. 

Los oficiales de la SSPM dijeron en el parte policial homologado que encontraron a los siete integrantes de la familia amordazados y arrodillados y que los presuntos responsables tenían en su poder una pistola 9 milímetros que fue asegurada.