Juárez

Dan 90 años de prisión a detenidos por masacre en Pradera de los Oasis

Además se les condenó al pago de 12 mil días de multa, equivalente a un millón sesenta mil trecientos veinte pesos

Staff / El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

miércoles, 26 agosto 2020 | 20:12

Ciudad Juárez— Un Tribunal Oral sentenció hoy a 90 años de prisión a cada uno de los cinco detenidos por el homicidio de 11 personas registrado el 2 de agosto del 2018 en una vivienda ubicada en la colonia Pradera de los Oasis.

El Tribunal de Justicia del Estado informó que además se les sentenció al pago de 12 mil días de multa equivalente a un millón sesenta mil trecientos veinte pesos en un plazo que no excede los tres meses.  

La sentencia fue notificada a Karina Rubí Pérez Valtierra, Luis Fernando Limas Escapitia, René Hernández Chávez, Martín Alberto Favila González y Diego Armando Jasso Rivera, quienes fueron detenidos por su participación en el multihomicidio. 

La Fiscalía de Justicia del Estado había pedido 70 años de cárcel para cada uno de los responsables de asesinar a 11 personas en un domicilio de Pradera de los Oasis, luego de resultar culpables al término de un juicio oral.

La sanción es por el delito de secuestro, al privar primeramente de la libertad a las víctimas, y se solicitará la prisión vitalicia por los homicidios contra estas mismas personas, en otro proceso judicial alterno que se les lleva, precisó Jorge Nava López, fiscal de Distrito.  

Daniel Quinn Calderón, otro de los implicados en la matanza, fue asesinado el año pasado, el 22 de agosto, en el túnel que conecta el Cereso 3 de Ciudad Juárez con la Ciudad Judicial, según los archivos periodísticos de El Diario.

De acuerdo a las investigaciones de la Fiscalía General del Estado, el 2 de agosto del 2018, entre las 19:00 y las 23:00 horas, los implicados ahora sentenciados arribaron a una vivienda ubicada en la calle Oasis de Egipto 1201 y Oasis de Mongolia del fraccionamiento Pradera de los Oasis, donde agredieron a sus víctimas que se encontraban dentro de la casa.

El reporte señala que en el lugar fueron privadas de la vida Manuel Esteban Zamora Ávila, Marisol Terrones Meléndez, Christian López Reyes, Glen Édgar Gómez, Chistofer Daniel Jáuregui Escobedo, Julia Beatriz Nevárez Martínez, Miriam Janeth López Contreras, Ricardo Hernández Carbajal Cardiel, Christian Iván Hernández Ontiveros, Carlos Iván Torres Sotelo y Víctor Arturo Soto Calderón.

En la escena del crimen los peritos en criminalística localizaron tres cuerpos en una habitación de la planta baja y los cuerpos de otros ocho en una recámara del segundo nivel.

La FGE aportó los elementos de prueba, analizados científicamente, que fueron guantes de látex, colillas de cigarros, huellas de calzado, latas de cerveza, un cinturón color negro, una extensión roja, un lazo, pipas, vidrio y cintas de tenis, permitieron asegurar que los antes mencionados habían participado en los asesinatos.

El resultado de la autopsia reveló que murieron asfixiados y de acuerdo a las investigaciones fue en una venganza por cuestiones de venta de cristal y por el homicidio de Jonathan Hernández Pérez, alias “El Titis”, hijo del autor principal de la masacre, René Hernández Chávez.