Juárez

Cumple 61 años la biblioteca ‘del Parque’

Esta frontera rinde homenaje al compositor Arturo Tolentino con el edificio que lleva su nombre

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez
Omar Morales / El Diario de Juárez
Omar Morales / El Diario de Juárez
Omar Morales / El Diario de Juárez
Omar Morales / El Diario de Juárez

Luis Carlos Cano C.
El Diario de Juárez

lunes, 08 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Es la biblioteca más antigua que existe en la ciudad, tiene ya 61 años de que fue inaugurada y comúnmente se le conoce como ‘la del Parque Borunda’, por el lugar donde se encuentra, pero lleva el nombre de uno de los compositores más reconocidos de México durante el siglo XX, Arturo Tolentino Hernández.

En honor de Tolentino, también una calle de la ciudad lleva su nombre; está situada en la colonia Exhipódromo y de acuerdo al libro “Por qué se llama así la calle donde vivo”, del maestro José Leodegario Vázquez Reyes, ésta circula de oriente a poniente, de la calle Reforma a la Sanders.

Además de ocupar cargos públicos y promover la cultura, fue un destacado compositor; entre sus obras compuso en 1921, a los 33 años de edad, el vals ‘Ojos de juventud’, considerado como uno de los más bellos de México, una pieza de aires posporfirianos, dicen los historiadores.

Tolentino nació en el estado de Coahuila, vivió en Santa Eulalia, municipio de Aquiles Serdán; también en Chihuahua capital, en la Ciudad de México, en Hidalgo del Parral y en Ciudad Juárez; aquí desempeñó diversos cargos públicos, pero además promovió la cultura.

Vivió sus últimos 15 años en esta frontera, de 1939 a 1954. El presidente municipal Antonio J. Bermúdez lo nombra director de la Biblioteca Pública Municipal y permanece en este cargo hasta su muerte. Esta semana se cumplieron 67 años de que falleció en el año 1954, a la edad de 66.

“Con aportaciones de los miembros de la Unión de Propietarios de Cantinas y Restaurantes, fabricantes, distribuidores en el ramo, Asociación Fronteriza de Propietarios de Cantinas y bajo el auspicio del Ayuntamiento 1956-1959, se construyó este edificio entregándose al pueblo para su elevación cultural”. Ciudad Juárez, septiembre de 1959, dice la placa de inauguración de la biblioteca.

“Fue construida siendo presidente municipal René Mascareñas Miranda y lleva el nombre de Arturo Tolentino, músico y compositor del vals Ojos de juventud”, se indica en el oficio que se conserva sobre la biblioteca en el Archivo Histórico de Ciudad Juárez y que da a conocer Carlos Hernández, colaborador del lugar.

La obra musical de Arturo Tolentino consta de 20 composiciones, pero destaca de ella el vals “Ojos de juventud” que compuso en 1921, cuando vivía en Hidalgo del Parral. La pieza fue inicialmente instrumental y escrita para piano, dice el historiador José Mario Sánchez Soledad.

Fue parte importante de la inspiración de Tolentino la actriz Clara Kimball Young, estrella de una película que lo impactó de tal manera, que dedicó su vals precisamente a Clara.

La creatividad de Arturo se detona con esta cinta estadounidense, dice Sánchez Soledad, pero la inspiración la tenía en casa. Su esposa Soledad Osollo Pedrueza, con sus hermosos ojos, no pudo estar al margen de tan bello vals. Lo cierto es que la esposa del artista tenía unos impresionantes ojos verde mar. 

El éxito alcanzado por este vals se debe a que Arturo registró la obra a nivel nacional en 1922, ante la Secretaría de Educación Pública (SEP), lo que facilitó a los músicos e intérpretes mexicanos y extranjeros tener acceso a ella, de acuerdo a la narración de Raúl Balderrama Montes, maestro y secretario técnico de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

A finales de 1922, cuando el vals ya era conocido en México y otras partes del mundo es grabado el 13 de noviembre en disco de acetato de diez pulgadas en Nueva York, por la Orquesta Max Dolin bajo la dirección de Nathaniel Shilkret. La grabación estuvo a cargo de Victor Talking Machine Company, empresa que más tarde sería conocida a nivel mundial como la RCA Víctor. 

En México fue grabada por Javier Solís con orquesta y banda; el barítono Hugo Avendaño Espinoza hace lo mismo en 1957 acompañado de la orquesta de Chucho Ferrer; Humberto Cravioto y Alfonso Morquecho con Sony Music; el Trío Los Tecolines en 1970 con Discos Peerless, y el Trío Los Soberanos el 21 de julio de 2010; el Mariachi Oro y Plata de José Chávez y la Orquesta Típica de la Ciudad de México con discos RCA Víctor; el mariachi de Pepe Villa, la Orquesta Sinfónica de Michoacán y la Orquesta Sinfónica Nacional también la grabaron. 

El historiador José Mario Sánchez narra que Arturo nació en Sierra Mojada, localidad ubicada en el extremo oeste de Coahuila, a pocos kilómetros de la frontera con Chihuahua, entre las faldas de una serranía situada en lo profundo del Bolsón de Mapimí, también conocido como Comarca Lagunera.

Explica que de acuerdo a la información de Balderrama Montes, los padres del compositor fueron Juan García Tolentino, de Parras, y Herlinda Hernández García, originaria de Mapimí.

El miércoles 12 de septiembre, en el otoño de 1888, nació su primer hijo a quien dieron por nombre Arturo. Fue el primero de los ocho hijos de la familia García Hernández: Arturo, María, Ernesto, Ofelio, Juan, Emilio, Juan Otilio y Rafael.

La familia García Hernández decidió cambiar de residencia y dejar Sierra Mojada en 1901. Se trasladan a Santa Eulalia, municipio de Aquiles Serdán. Arturo continuó sus estudios de primaria en la ciudad de Chihuahua, en la Sociedad Filomática bajo la dirección de Abel S. Rodríguez.

En 1905 la familia estableció su domicilio en la calle Libertad número 1912, año en que Arturo Tolentino alcanzó la mayoría de edad y concluyó sus estudios en el exclusivo Colegio Palmore, de donde egresa con el título de contador. Ya graduado, inició su carrera en la política sin dejar de lado la música y la actuación en la que participó por poco tiempo. 

En 1912, Arturo Tolentino ocupó diversos cargos en la Ciudad de México y en 1914 regresó a Chihuahua donde conoció a la mujer que fue su esposa, Soledad Osollo Pedrueza –hija de Juan Osollo Tabuada y Guadalupe Pedrueza–, con quien se casó el martes 22 de agosto de 1916.

De esta unión nacieron María Antonieta y Arturo Tolentino Osollo. Antes y después de su matrimonio, Arturo continuaba con sus estudios en la música de manera independiente.