Juárez

Cuestionan a ginecólogo en juicio al cura Aristeo

Aunque Rodovick Bueno sugiere hacer más pruebas a la menor, acepta que en el expediente se aprecia una lesión por ataque sexual

Cortesía

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

domingo, 14 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Como parte de los testigos presentados por la defensa del sacerdote Aristeo B.B., acusado de violación y abuso sexual en contra de una menor de edad, acudió durante el día 13 del juicio oral el presidente del Colegio de Ginecólogos de Chihuahua, quien a pesar de que sugirió un examen más exhaustivo a la víctima, reconoció que existe una lesión por violación.

Rodovick Bueno fue cuestionado por Maclovio Murillo, abogado del sacerdote, sobre la eficacia de los exámenes ginecológicos realizados a la niña, y de acuerdo con su opinión como experto, señaló que existen muchas deficiencias en los peritajes que practica la Fiscalía General del Estado ante la falta de herramientas más avanzadas y tecnología de punta.

Sugirió que la menor víctima debe ser sometida a otro tipo de pruebas más invasivas, como una que se realiza con luz para denotar la profundidad de las lesiones.

Sin embargo, durante el contrainterrogatorio que se le concede tanto a la agente del Ministerio Público como a la asesora jurídica de la víctima, el médico reconoció que en los expedientes de la menor, existe la lesión que, a simple vista, demuestra que fue agredida sexualmente.

La audiencia concluyó a las 11:00 de la noche y se decretó un receso para retomarse el martes a las 9:00 de la mañana.

Durante la semana que concluyó, la defensa llamó a declarar a testigos, entre ellos tres personas que son parte de la comunidad de la parroquia Santa María de la Montaña, quienes aseguraron que el sacerdote nunca estuvo a solas con la menor el domingo 28 de enero de 2018, previo a la misa dominical de las 8:00 de la mañana, uno de los días en que ella declaró haber sido abusada.

Mencionaron que esa fecha el cura los invitó a desayunar tamales para conmemorar a Santo Tomás de Aquino, por lo cual dijeron ante juramento que todo el tiempo estuvo acompañado por más personas aún y cuando el padre de la niña salió a tocar las campanas.

Sin embargo, el pasado jueves,  J.J.F., padre de la víctima, aseguró en el contrainterrogatorio de la  agente del Ministerio Público, que tal versión es falsa y que nunca vió a esas personas en la casa parroquial en esa ocasión.

Tanto el padre como la madre de la menor negaron también haber sido los tesoreros absolutos de la parroquia, mencionaron que sólo recolectaban la colecta del domingo y el conteo se realizaba ante la presencia de Aristeo B.B.