Cubanos con prepa ocupan albergue

Autoridades censan a personas que esperan ingresar a EU

Hérika Martínez
El Diario
martes, 05 marzo 2019 | 06:00
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— Hombres, de origen cubano, con bachillerato o carrera técnica, es el perfil de la mayoría de los 442 migrantes que fueron censados en el gimnasio del Colegio de Bachilleres, donde esperan su ingreso a Estados Unidos para solicitar el asilo político.

De acuerdo con el censo encabezado por Desarrollo Social del Estado y el Instituto Nacional de Migración (INM), hasta hace una semana había 277 hombres y 165 mujeres, la mayoría de Cuba, con un total de 192 personas, seguidas de 99 de México, 55 de Guatemala, 49 de Honduras, 23 de Angola, siete de Nicaragua, siete de El Salvador, cinco de El Congo, tres de Colombia y una de Brasil.

De los cubanos, el 48.95 por ciento dijo contar con estudios de bachillerato o una carrera técnica, y 18.22 por ciento con una carrera universitaria.

Los mexicanos representan el 22.39 por ciento de la población migrante en el lugar, y una cuarta parte de ellos cuentan con estudios de bachillerato o carreras técnicas.

De los migrantes en el gimnasio, 167 dijeron haber llegado a Ciudad Juárez en avión, 138 de ellos de origen cubano, 25 de México, dos de Angola, uno de Colombia y uno de El Congo; sin embargo el viaje en avión no lo hicieron desde sus países de origen, sino al ingresar a México.

Un total de 72 cubanos también dijeron que eran apoyados por familiares o amigos que trabajan en Estados Unidos, al igual que 29 mexicanos, 21 hondureños, 19 guatemaltecos, cuatro nicaragüenses y un salvadoreño.  

Según datos de la Secretaría de Desarrollo Social, después de 17 días albergados en el gimnasio estudiantil, durante el fin de semana cruzaron a Estados Unidos los primeros migrantes, originarios de El Congo y Cuba.

Entre ellos estaba una familia de seis integrantes de Angola, quienes pidieron omitir sus nombres, pero narraron lo difícil que fue viajar desde África hasta Ciudad Juárez, donde permanecieron 17 días sobre colchonetas y cobijas, esperando ser aceptados por la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

La pareja llegó a Juárez con cuatro hijos entre dos y 11 años de edad, viajó por 10 países antes de ingresar a Estados Unidos, huyendo de la inseguridad de Angola. 

“Todo ha sido difícil, pero caminamos cuatro días seguidos por la selva de Colombia, con los niños cargados, tomábamos agua del río y comíamos galletas”, recordó el hombre cuya lengua materna es el portugués y su segundo idioma es el francés.

Dijo que primero llegaron a Piedras Negras, Coahuila, donde les aseguraron que por esta frontera pasaban de 100 a 150 personas diarias y decidieron venirse, pero al encontrar saturada la Casa del Migrante fueron albergados en el gimnasio del Colegio de Bachilleres, donde hasta hace una semana contaban con 442 migrantes de diversos países.


[email protected]