Juárez

Critican impunidad de 95% en asesinatos

La frontera registro más de mil 640 crímenes durante el año 2020

Staff/El Diario de Juárez / Lugar de un ataque a balazos

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

sábado, 02 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Durante el 2020 el 95 por ciento de los homicidios cometidos en Ciudad Juárez quedó sin ser esclarecido; la violencia vivida, que coloca a esta frontera como el segundo municipio más violento del país –con más de mil 640 crímenes– no se la merece esta sociedad, reprobó Guillermo Asiain, coordinador de la Mesa de Seguridad y Justicia.   

Dijo que tras el crimen cometido en el sexto piso del Hospital General de Zona número 35 del Seguro Social contra un paciente herido de bala que ahí convalecía, los juarenses recordaron los tiempos aciagos que Juárez vivió en el 2010, obligando a la sociedad a marchar en las calles exigiendo paz.

“Y fueron los médicos, con Leticia Chavira al frente del Comité Médico Ciudadano de Juárez, los que encabezaron el reclamo a las autoridades de que no podíamos vivir con esos niveles de inseguridad”, remembró el también participante en la manifestación pública que convocó a diversos sectores sociales, incluidos periodistas.

Chihuahua es de los estados que más han sido afectados por la violencia durante los últimos 10 años, específicamente Ciudad Juárez. 

“Y este año los niveles de impunidad, es decir, los delitos que no reciben castigo, en el caso de homicidios fue del 95 por ciento, es decir, de cada 100 víctimas 95 se quedaron sin que su agresor recibiera una sentencia condenatoria”, abundó el activista por la paz.

Refirió que los meses de menor número de asesinatos fueron en el 2015, cuando la ciudad vivió tres meses con una incidencia de 17 crímenes cada uno y el 26 por ciento de esos hechos violentos fueron resueltos. 

Después de ese año que registró 312 víctimas, los crímenes se dispararon hasta el 2020, que presentó un total mil 643 personas privadas de la vida en hechos violentos, entre menores de edad, mujeres y hombres.

“Lo que más detiene un delito es que tenga consecuencias y en el caso específico de homicidios este año ha sido sólo del 5 por ciento en homicidios, tendencia que similar a nivel nacional, según los indicadores de eficiencia”, agregó.

“Hay que ser muy objetivos y si le queremos bajar a la violencia los responsables tienen que pagar consecuencias”, destacó.

Manifestó que los ciudadanos “debemos entender que no estamos donde merecemos y que tampoco debemos dejar de aspirar a una comunidad en paz, desgraciadamente somos una comunidad violentada y violenta”.

“El tema de la seguridad no podemos soltarlo, no importa quién venga (a gobernar el estado) la seguridad tiene que ser prioritaria, no podemos escatimar los recursos, los cuales deben de ser bien aplicados. Ahora que vienen los cambios de administración nuevamente vamos a tener que empujar agendas de seguridad comunes y que independientemente de quién esté en el poder el tema de la seguridad no debe ser político”, refirió Asiain.